Valencia aplaza las Fallas por el coronavirus. Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, admite en El Intermedio que ha sido una decisión difícil de tomar, pero insiste en que "lo prioritario es la salud de las personas". "Lo importante es que no avance esta epidemia, lo primero es lo primero", añade.

Ximo Puig reconoce las importantes pérdidas económicas que acarrea esta decisión y apunta que la voluntad es que se celebren las Fallas una vez pase la crisis del coronavirus.

"Los expertos hablan de dos, tres o cuatro meses. No quiero hablar de eso. Lo importante es poner todos los mecanismos posibles para atajar la epidemia. Tenemos una sanidad pública extraordinaria, hay que agradecer lo que están haciendo los sanitarios", ha señalado el presidente valencia, que no pone cifras exactas a las pérdidas por la crisis del coronavirus.

Preguntado por un posible plan para paliar el impacto económico, Puig afirma que este jueves presentará una serie de iniciativas relacionadas con instrumentos financieros para pymes y autónomos, "que en estos momentos tienen una falta absoluta de liquidez".