El Intermedio estrena sección: 'El confesionario', un espacio en el que El Gran Wyoming se viste de túnica y escucha los secretos, intimidades y fantasías más ocultas de los personajes de actualidad. El primero en entrar en este peculiar confesionario ha sido el 'rey emérito', que nada más empezar 'admitía' haber pecado "de omisión y hasta de comisión".

"He amado a Dios más que al trabajo, pero no tanto como a las mujeres", explicaba un Juan Carlos I al que, como él mismo aseguraba, "me pierde la campechanía". "También he codiciado los bienes ajenos, bueno, los he codiciado y me los he gastado a manos llenas", confiesa, aunque afirma no haber robado, porque "si creas un entramado societario, técnicamente no robas, se lo pides prestado a un amigo, o como yo lo llamo cariñosamente, un testaferro".

En el vídeo sobre estas líneas, el 'rey emérito' también señala su felicidad por reencontrarse con su familia en "el funeral de una prima mía", si bien está tenso por su viaje a Londres debido a "un problemilla judicial por culpa de una amiga que se sintió acosada". Su confesión al completo, en el vídeo sobre estas líneas.

Dani Mateo a Carlos III: "¡Qué huevos más grandes tienes!"

El catalán analiza también en este vídeo las muchas y variopintas manías del nuevo rey de los ingleses: desde llevar su propio váter a los viajes hasta plancharle le planchan los cordones todas las mañanas. No te pierdas su cómica crítica.