Kiko Rivera sigue dando pasos en la guerra con Isabel Pantoja. El dj ha anunciado en 'Sábado Deluxe' que ha puesto a la venta su parte de Cantora, la finca que heredó de su padre, el torero Paquirri.

El hijo de la tonadillera ha asegurado que "posiblemente algún comprador esté interesado" y, "si todo sale como tiene que salir, dentro de poco puede tener a algún inquilino tomándose un café con ella", haciendo referencia a Isabel Pantoja.

Asimismo, ha indicado que la venderá "a un precio normal", por debajo de su valor, porque no quiere "movidas" y ya no sabe "qué hacer". Continúa así la guerra que tiene dividido a uno de los clanes más famosos de la televisión.

Otros momentos relacionados

Este anuncio llega después de que el joven le diera un ultimátum a su madre para que se pusiera en contacto con él: "Tienes 24 horas, mamá. Te voy a dar la última oportunidad de ponerte en contacto conmigo. Si no, voy a tomar medidas".

Kiko Rivera también ha contado que en la exclusiva del bautizo de una de sus hijas su madre "obligó a la revista a que pusieran los ojos azules" a la niña para que "se parecieran" a los de su abuelo, el torero Paquirri.