Navarra adopta nuevas medidas para hacer frente al alza de contagios contra el COVID-19 a unas horas de San Fermín, que por segundo año no dará pistoletazo de salida a los festejos.

A las 00:00 de mañana, 7 de julio, entrará en vigor un decreto foral que adelanta el cierre del ocio nocturno de las cuatro a la una de la mañana durante 15 días.

La decisión, tal y como anunció la consejera de Salud, Santos Induráin, se toma ante el incremento de la incidencia acumulada entre los más jóvenes. En las últimas 24 horas se han notificado 425 contagios, el segundo día con más casos desde el 3 de noviembre, y arranca la semana con un 1.036% más de casos que la anterior. La incidencia acumulada se sitúa en 299 casos por cada 100.000 habitantes, el peor dato en dos meses.

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, se ha mostrado desolado en una entrevista en Al Rojo Vivo por el segundo año sin Chupinazo y con "bastante preocupación" por el incremento de los contagios.

"No hay nada que celebrar", ha dicho tajante el alcalde, asegurando que este es un momento "muy duro" para la ciudad y pidiendo "prudencia". "Este año no toca y los de 2022 van a ser los mejores Sanfermines de la historia", ha declarado.

"Estamos todos con la moral baja, hace apenas una semana los datos eran muy buenos y ahora son muy malos. Teníamos miedo, partiendo de buenos datos, sobre cómo acabaríamos estos días y partiendo de malos... la preocupación es grande", ha subrayado.

Asimismo, ha pedido precaución a los pamplonicas de cara a los tradicionales almuerzos que tendrán lugar en los próximos días.