Juan Francisco, el agente de la Guardia Civil cuya foto rescatando un bebé del agua en la playa del Tarajal, en Ceuta, ha dado la vuelta al mundo, ha explicado cómo vivió ese duro momento en Al Rojo Vivo.

"El bebé estaba frío, húmedo. No hacía ningún tipo de gesto, cuando lo cogí no sabía si estaba vivo o no", ha explicado el agente, que asegura que en un primer momento se pensó que lo que la madre llevaba a los hombros era una mochila.

Relata que mientras estaba con sus compañeros en el agua, vio a una mujer que "iba con un flotador de juguete intentando sobrevivir" porque "era incapaz de poder avanzar ni retroceder".

"En un principio creí que llevaba una mochililla detrás con algo de ropa, pero en un movimiento que hizo vi que era la cabecita de un bebé. Sin pensarlo, rápidamente fui hacia esa madre", explica el guardia civil.

Fue en ese momento cuando un compañero auxilió a la madre y él rescató al pequeño: "Intenté ir lo más rápido posible con el bebé hacia la costa".

Su trabajo durante estos días ha sido tan intenso que Juan Francisco llega a asegurar que no es "consciente" todavía si "ha sido mediática la actuación" que han llevado a cabo en Ceuta. Y es que, explica, han pasado "10, 15 y 20 horas sin salir del agua".

Un agente de la Guardia Civil rescata a un bebé.