Carmen Romero, vicesecretaria de diplomacia de la OTAN, ha asegurado en Al Rojo Vivo que "hay un temor por parte de los países aliados a que Rusia pueda usar armas biológicas y químicas", aunque, por el momento, "no hay indicios de la amenaza nuclear". No obstante, Romero ha destacado que "Rusia no tiene ninguna intención desescalar el conflicto, y seguirá hacia adelante con muchos más problemas de los que al principio se imaginaba".

"Decirle a Rusia que no se le ocurra utilizar armas nucleares es un mensaje muy importante. Sería muy difícil, pero estamos en una situación impredecible", ha aseverado en respuesta a la pregunta de Antonio García Ferreras sobre qué haría la OTAN en caso de que Rusia utilizara armas o bombas nucleares en territorio ucraniano: "Digamos que es muy difícil prevenir lo que puede hacer Putin que cada vez se siente en una situación más desesperada. Nosotros de momento no barajamos la posibilidad de que el presidente de Rusia pueda utilizar armas nucleares, aunque tenemos la preocupación ante la posibilidad de que utilice armamento químico o biológico", ha indicado en una entrevista para laSexta.

Según ha indicado Carmen Romero, la OTAN tiene "indicios de que Rusia podría estar prefabricando un pretexto para utilizar armas biológicas y químicas": "Debería tenerlas destruidas porque Rusia ha firmado una convención de destrucción de armas químicas, pero estamos viendo como Rusia ha facilitado la utilización de armas químicas en Siria, por lo tanto no se puede rechazar esta posibilidad, sino todo lo contrario".

Asimismo, ha destacado que "nadie gana la guerra": "Lo que tenemos quehacer es todo lo posible para acabar con la guerra lo antes posible". En este sentido, ha destacado que la OTAN tiene "tres líneas de esfuerzo": "La primera es proteger a los 30 países miembros de la Alianza Atlántica, la segunda es seguir apoyando lo máximo posible a Ucrania para que se le pueda dar asistencia humanitaria, financiera y militar y, en tercer lugar, formar parte del esfuerzo de la comunidad internacional para poner presión sobre el presidente de Rusia Vladirmir Putin".