El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana ha abierto una investigación a la vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra, y la ha citado a declarar el próximo 6 de julio. Pero, ¿por qué motivos? A continuación, te explicamos las claves del caso en el que se ha visto involucrada Oltra y que la han llevado a dimitir del Gobierno autonómico y de les Corts.

Para encontrar el origen, tenemos que retroceder hasta finales de 2016 y principios de 2017. Es en ese momento cuando el entonces marido de Mónica Oltra, Luis Eduardo Ramírez, abusó sexualmente, según reconoce una sentencia, de una menor de 14 años tutelada en el centro donde él trabajaba como educador en Valencia. Por estos hechos, el actual exmarido de Oltra fue condenado en 2019 a cinco años de prisión por un delito de abusos sexuales con prevalimiento.

Sin embargo, ahí no quedó el recorrido judicial de este caso, ya que en los últimos meses, diferentes cargos de la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana, que dirige la propia Mónica Oltra, han sido imputados por presunto delito de encubrimiento. El juez instructor cree que no existió por parte de la Conselleria voluntad real de esclarecer los hechos, sino que trataron de ocultarlos.

En total, son 13 los investigados por la gestión del caso de abusos a una menor tutelada, entre los que figuran altos cargos de la Conselleria de Igualdad y trabajadores del centro de menores donde ocurrieron los hechos.

Posible delito de abandono de menores, castigado con prisión

Ahora, a ellos se les suma la propia vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra. La acusación le atribuye la posible comisión de tres delitos: prevaricación, omisión del deber de perseguir delitos y abandono de menores, este último castigado con pena de prisión.

Fue el pasado jueves cuando el el TSJCV informó en una nota pública de que había apreciado "una serie de indicios plurales" que "hacen sospechar de la posible existencia de un concierto" entre la vicepresidenta y también consejera de Igualdad y diversos funcionarios para "proteger a su entonces pareja o bien proteger la carrera política" de Oltra.

En el auto, el Tribunal destaca que pese a que los diferentes trámites y expedientes llevados a cabo en el seno de la Conselleria no pueden entenderse ilegales o incluso irregulares, "valorados en su conjunto", sí hacen pensar que han sido elaborados con un propósito muy concreto y "de dudosa legalidad": "El de beneficiar la situación procesal del marido de la señora Oltra, o bien sencillamente tratar de proteger la carrera política de esta".

Por su parte, el president de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se pronunció al respecto tras conocerse la imputación, expresando su "respeto a la Justicia, a sus procedimientos" y su "voluntad de que se esclarezca y se tome la decisión que sea más justa", aunque no aludió entonces a la continuidad de Oltra en el Gobierno.