QUERÍA ASEGURARSE QUE NO LLEVABAN PINGANILLO

QUERÍA ASEGURARSE QUE NO LLEVABAN PINGANILLO

La Universidad de Granada investiga la expulsión de dos alumnas con hiyab de un examen

El rectorado ha abierto una investigación de oficio para clarificar lo ocurrido cuando dos alumnas fueron expulsadas de un examen por una profesora, que les pidió que se retirasen el velo para comprobar que no escondían dispositivos para copiar.

Imagen de archivo de una persona con hiyab
Imagen de archivo de una persona con hiyab | Archivo

Según han explicado fuentes de la Universidad, el equipo de gobierno ha abierto de oficio un expediente de información reservada para conocer las circunstancias y modos que rodearon la expulsión temporal de las dos alumnas.

Las estudiantes, que de momento no han formalizado queja alguna ante el Defensor del Universitario, se examinaban junto a sus compañeros de la asignatura Lengua Española II del primer curso de Traducción e Interpretación, prueba a la que acudieron con un hiyab (pañuelo usado por las mujeres musulmanas para cubrirse la cabeza), que atrajo la atención de una de las profesoras.

Las mismas fuentes han precisado que la docente pidió a las jóvenes que se retiraran el velo y mostraran sus orejas para comprobar si el hiyad servía para esconder algún dispositivo que les permitiera copiar, como un pinganillo.

Ante la negativa de las alumnas a quitarse el velo, una de las profesoras consideró que "la mejor opción" era expulsarlas del examen, una decisión que se corrigió en ese mismo acto, por lo que las dos estudiantes pudieron completar la prueba, según han relatado fuentes de la Universidad de Granada.

La institución académica ha rehusado valorar los hechos u ofrecer interpretaciones y ha recordado que será la Inspección de Servicios la responsable de clarificar los hechos. Ha apuntado además que tanto el uso del hiyad como comprobar si se usan medios para copiar entran dentro de la normalidad y que las restricciones en cuanto a vestimenta se corresponden con las exigencias a la hora de hacer una fotografía para el DNI, lo que permite usar el velo.

Algunos de los alumnos que se presentaron al examen comunicaron los hechos "por cercanía" a la rectora de la Universidad, Pilar Aranda, y al Defensor Universitario, Antonio Ángel Ruiz Rodríguez, según han explicado las mismas fuentes, que han adelantado que, si la próxima semana se formaliza alguna queja, se analizará con los protocolos habituales.

Medios locales han recordado que Ruiz Rodríguez ya redactó un documento este curso por un problema similar en el que expuso que las alumnas pueden ir a sus clases o a un examen con el hiyad porque no existe incompatibilidad entre la libertad religiosa y la identificación de la persona.

Seguro que te interesa

EFE | Madrid | 30/06/2018

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.