El Sindicato Unificado de Policías (SUP) ha presentado una demanda en los Juzgados contra Oriol Mitjà, que fue experto sanitario que asesoró al Govern de Quim Torra en el inicio de la pandemia de COVID-19, "por equiparar a los policías con delincuentes en las redes sociales". "No vamos a tolerar este nuevo ataque del ámbito independentista, que usa de forma intencionada falsedades e hipótesis disparatadas para intentar menoscabar la integridad y el honor de todos nuestros compañeros", señala el SUP en un comunicado.

En abril de 2020, semanas después del primer estado de alarma por el Covid-19, la Generalitat anunció que había encargado a este investigador la elaboración de un informe para implementar su estrategia científica y técnica, lo que hizo que Mitjà incrementara sus intervenciones públicas para valorar cuestiones relacionadas con la pandemia.

 

El sindicato presenta a Mitjà como "científico ex asesor de Quim Torra" y lo vincula con el "delirio independentista" por decir en su cuenta de Twitter que la Policía comparte con los delincuentes "una especie de tara genética que los hace violentos". El SUP, que exige una rectificación inmediata a Mitjà, ve este tipo de declaraciones "propias del antiguo régimen nazi" y considera que pueden ser constitutivas de un delito de calumnias e injurias. "Publicita una serie de teorías delirantes con el único objetivo de dañar a la Policía", añaden.

El epidemiólogo Oriol Mitjà se ha disculpado tras publicar el tuit. Ha asegurado que rectificó cuando un profesor de psicología le hizo ver que el artículo al que se refería "quedó desmentido por estudios posteriores y ya no tiene validez". "Como científico, pido disculpas por haber emitido una opinión basada en una fuente que ya no es válida y aclarar que sí lo era cuando yo estudiaba, de ahí el error", ha dicho.

"En ningún momento quise generalizar ni ofender al colectivo de policías", ha remarcado el científico. Ha asegurado que rechaza cualquier tipo de violencia, ha reclamado que la policía actúe siempre con profesionalidad, y ha considerado que es "responsabilidad de todos vigilar que la policía no cometa abusos, ya que en un Estado de Derecho son los únicos legitimados a usar la violencia".