Uñas, complementos, maquillaje 💅. Explicación del síndrome de la impostora 💜 . Moda, recetas, dietas 👗. Consejos para evitar relaciones tóxicas 🥴. Influencers y mujeres de cuerpos perfectos 💃. Salud mental 🧠. Bebés 👶. Videojuegos 🎮. Actores buenorros de moda 🕺. Fútbol ⚽.

Es lo que encontramos cuando entramos en las redes sociales de las adolescentes. En concreto, en las sugerencias de contenidos que la app de Instagram ofrece a 10 chicas de entre 16 y 19 años. El resultado es una mezcolanza entre estereotipos femeninos y contenidos que se salen de lo normativo y pueden servir como empoderadores de la mujer.

Esos contenidos que las redes sociales proponen visitar se van modulando en una especie de círculo vicioso: por un lado, se basan en lo que publican las cuentas que sigue una persona y en las búsquedas que haya hecho anteriormente. Pero, entre medias, los algoritmos cuelan contenidos que responden a sesgos de género: si eres chica, o chico, la red te conducirá a ver cosas diferentes.

Sugerencias de Instagram a chicas adolescentes

Esto pasa sobre todo en la publicidad que se intercala entre los contenidos, según explica Carolina Gonzalez Aguirrezabal, psicóloga y experta en redes sociales: "El marketing utiliza una forma de segmentar muy patriarcal. El algoritmo actúa en base a lo que tú vas dando clic, pero en sí misma, por ser mujer, en España y en Madrid la red va a colar un contenido determinado".

Y todo esto importa porque casi todos los jóvenes las usan. Por este orden, YouTube (88%), Tik Tok (86%) e Instagram (83%) son las redes sociales más utilizadas por las chicas de entre 11 y 18 años, según un estudio reciente de UNICEF España. También las usan para comunicarse: el 62% usa Instagram para hablar con otras personas, solo superada por la hegemónica WhatsApp, utilizada por el 96%.

En este sentido, lo complicado es saber si en esta delicada balanza está pesando más la influencia de los contenidos machistas o de aquellos que rompen con esos esquemas.

🤳Acrecientan la ansiedad

"He madurado y creo que hay que quererse a una misma con el que cuerpo que tenga, pero con 13 o 14 años me acomplejaba muchísimo ver fotos de cuerpos perfectos". Nikol, de 16 años, asegura que ya no le impacta tanto ver los cuerpos perfectos que tanto abundan en las redes sociales, como sí lo hacía hace un par de años.

Y lo que ella sentía es compartido por muchas otras chicas, como reveló una investigación interna de Facebook, propietaria de Instagram. El resultado, publicado por el Wall Street Journal, fue que "el 32% de las chicas adolescentes dijeron que cuando se sentían mal con sus cuerpos, Instagram las hacía sentir peor".

El mundo de la perfección que retrata Instagram, filtros de belleza incluidos, impactan en ambos sexos, apunta González. Aunque, precisa, al igual que pasa en otras esferas de la vida, ese impacto es mayor en las chicas por el "valor que damos al cuerpo".

Sugerencia de contenidos de Instagram a chicas adolescentes

El estudio interno hizo reconocer a la red social de Marck Zuckerberg frases tan reveladoras como que "empeoramos los problemas de imagen corporal para una de cada tres chicas adolescentes" o "los adolescentes culpan a Instagram de los aumentos en la tasa de ansiedad y depresión".

Y esto solo cuando nos referimos a los contenidos en los que navegan, pero tanto las redes como las app de mensajería también facilitan escenarios extremos de la sociedad machista, como el acoso sexual. El mismo estudio de UNICEF citado concluyó que, aunque el sexting (intercambio de contenido erótico o sexual) es practicado por ambos géneros, las chicas sufren más presiones al respecto. El 13% de las chicas aseguró haberse presionada o chantajeada para que le enviasen fotos o videos eróticas, frente al 7% de los chicos.

🟣 Las redes como espacio de liberación

"No es normal que en una relación cedas control a tu pareja sobre tus redes sociales" y "Qué es el síndrome de la impostora" son otras de las publicaciones que le aparecen a las chicas consultadas. Esto también son las redes: un maravilloso entrelazado de cuentas dedicadas a dar información de salud mental; de conciencia feminista; de diversidad y nichos para las adolescentes que se salen del sesgo de género; de lugares donde obtener ayuda para casos de violencia. Las propias ONG de ayuda, organismos oficiales... Todos están en las redes sociales y se sirven de ellas para sus campañas de concienciación.

"El mensaje que tenemos que extender es que no vale mucho criticar a las adolescentes porque estén todo el día en redes, porque también hay ciberfeminismo", sostiene Carolina González. De hecho, las redes sociales han sido clave cada 8M de los últimos años para multiplicar la difusión de mensajes y manifestaciones (y como ejemplo, el post siguiente). Por eso, esta psicóloga propone usarlas como "aliadas": "El camino no es decir que no pasa nada y que las redes sociales son muy buenas, tenemos que ser conscientes de que en algunas ocasiones están haciendo daño, pero tampoco demonizarlas".

Ese camino, dicen la expertas, pasa también por la formación y la información, también de las familias. Y un compromiso verdadero de las propias redes para corregir esa distorsión de género y generar "narrativas diferentes", apunta González. Que si Facebook censura un pezón, ¿por qué no censurar una foto que sexualiza a una chica?

Esas fotos retocadas con poses sexualizadas de cuerpos perfectos son las mismas que han hecho más de una vez sentir mal a Leyre, también de 16; sin embargo, ella misma critica que muchas veces retratan cuerpos "irreales". Vulnerable y a la vez crítica, Leyre retrata esa peso interno que sigue recayendo en las mujeres; ese complicado equilibrio en esta balanza alterada por los algoritmos.