Los Mossos d'Esquadra están investigando el suicidio de una alumna de 15 años de la escuela Jesús, María i Josep, conocida como Pare Manyanet, del distrito de Sant Andreu de Barcelona, supuestamente víctima de acoso escolar.

Pese a que la familia aún no ha interpuesto denuncia formal, los agentes están recopilando información en contacto permanente con los padres de la menor para poder elaborar un atestado por estos hechos, ocurridos hace más de un mes. Una vez que los agentes, en el marco de su investigación, hayan elaborado el atestado policial, lo remitirán al juzgado y a la Fiscalía de Menores.

Sobre el caso, el responsable de la unidad de cumplimiento normativo y portavoz del centro educativo, Antonio Ruiz, ha asegurado que en el colegio "no consta ninguna incidencia ni ninguna acción vía tutoría, ni hay queja formal por parte de la familia", por lo que "la noticia del suicidio, que nos ha llegado esta misma mañana, nos ha dejado totalmente sorprendidos".

Según el portavoz, el director del colegio le ha trasladado que el único incidente del que se tiene constancia es de una queja que la madre de la niña trasladó a un profesor y de la que no hay constancia escrita.

De momento, la unidad de cumplimiento normativo del centro ha abierto un expediente informativo sobre el caso y está recabando toda la información posible a partir de los testimonios de los profesores, ha indicado el portavoz.

Según ha podido saber laSexta, la familia contactó con el Síndic de Greuges, que tiene un servicio sobre aviso escolar, para denunciar que la menor sufría acoso escolar. Aunque no se ha confirmado si esto sucedió antes o después de la muerte de la menor.

El Síndic, Rafael Ribó, ha pedido permiso a la familia para investigar el tema y ha rehusado ofrecer más detalles para mantener la confidencialidad mientras se investiga. Además, ha recordado que el mismo centro educativo fue objeto de investigación por otros casos anteriores y "no quedamos nada satisfechos de las respuestas que nos dieron".

Desde la Consellería de Educació señalan que la Unidad de Apoyo al Alumnado en situación de Violencia está investigando el caso en coordinación con el Consorcio de Educación de Barcelona y explican que tomarán las acciones necesarias.

También apuntan que no tenían conocimiento de que la menor podía estar sufriendo una situación de acoso y dicen que revisarán todas las actuaciones que se hicieron en relación con este caso.

Los especialistas remarcan que las muertes por suicidio nunca tienen un único detonante, sino que son el resultado de factores psicológicos, biológicos y sociales que tienen tratamiento. Las personas con conductas suicidas y sus allegados pueden recibir ayuda las 24 horas llamando al 112 o contactando con el Teléfono de la Esperanza (717 00 37 17).