Apagar todas las luces y aparatos eléctricos no imprescindibles durante una hora. Así de sencillo es el gesto que propone la Hora del Planeta, una actividad global impulsada por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) que se celebra cada año el último sábado de marzo. El objetivo: concienciar sobre el problema del cambio climático.

Este año, la Hora del Planeta transcurrirá entre las 20:30 y las 21:30 horas del sábado 30 de marzo: 60 minutos en los que miles de empresas, hogares y lugares públicos quedarán a oscuras para llamar la atención sobre la necesidad de actuar frente al calentamiento global y la contaminación, así como para ahorrar energía.

La Hora del Planeta, según destacan desde WWF, pide a ciudadanos, compañías y gobiernos que, en definitiva, se unan por el bien de la Tierra, promoviendo acciones contra el cambio climático y otras iniciativas de conservación de la naturaleza.

Actos de la Hora del Planeta

La Hora del Planeta se llevó a cabo por primera vez en Sidney, Australia, en el año 2007. Según el Fondo Mundial para la Naturaleza, doce años después ya forman parte de este movimiento miles de ciudades de 188 países.

El año pasado, la iniciativa logró apagar más de 17.000 monumentos y edificios icónicos por todo el mundo: desde la Torre Eiffel en París, pasando por la berlinesa Puerta de Brandenburgo, a la Plaza Roja de Moscú.

En esta ocasión, centenares de ayuntamientos, empresas y organizaciones apagarán sus principales monumentos y edificios como símbolo de la lucha contra el cambio climático, y WWF prevé que sean millones las personas individuales que también participen en este proyecto a escala mundial.

Así, el sábado algunas edificaciones tan emblemáticas como la Puerta de Alcalá en Madrid, la Torre Hércules en A Coruña, el Museo Guggenheim de Bilbao, el Parlament de Cataluña o la Catedral de Burgos, junto con cientos de plazas y fachadas de otras instituciones, apagarán sus luces por la naturaleza durante 60 minutos.

Además, más de una treintena de estaciones de tren desenchufarán sus luces por toda España y, en algunas tan concurridas como Atocha o la Estación de Sants se mostrará la cuenta atrás hasta las 20:30 en pantallas gigantes.

WWF celebrará eventos con motivo de la Hora del Planeta en todo el mundo. Puedes consultar cuáles son en este mapa.

 

Mucho más que un apagón

La Hora del Planeta, sin embargo, va mucho más allá de apagar las luces durante un rato. Este año, la organización ha animado a los ciudadanos a que participen en alguno de los tres retos que propone para cuidar el planeta: el reto del Día Sin Carne, el Día Sin Plástico de un solo uso y el Día Sin Emisiones.

Tres formas diferentes de aportar nuestro granito de arena para la preservación del medio ambiente, cuya elección no es baladí: según recuerda WWF, para producir un kilo de carne se precisan nada menos que 15.500 litros de agua.

Asimismo, la organización destaca que el transporte en las ciudades es responsable del 30% de todas las emisiones de dióxido de carbono, y que en un solo año 100 toneladas de plástico acaban vertidas en la naturaleza.

En la página web de la organización puedes apuntarte a estos retos y obtener consejos sobre cómo superarlos:

 

Cambiar de hábitos por el planeta

Además, WWF anima a los ciudadanos a cambiar sus hábitos para reducir nuestra huella ecológica y llevar un estilo de vida sostenible, más allá del gesto simbólico de apagar las luces el 30 de marzo. La organización sugiere incorporar a nuestra rutina pequeños gestos cotidianos en todos los ámbitos, incluyendo el hogar y el lugar de trabajo.

Por ejemplo, sugiere desconectar los aparatos electrónicos y desenchufar los cargadores cuando no los estemos utilizando, ya que incluso apagados consumen energía. En casa, WWF recomienda usar programas cortos en la lavadora y consumir más fruta y verdura de temporada, así como alimentos de proximidad y reutilizar las bolsas de plástico.

En la oficina, también podemos contribuir a conservar el medio ambiente: WWF recomienda ir a trabajar en transporte público en la medida de lo posible, ajustar el brillo de las pantallas de ordenador y evitar los vasos de café desechables. Puedes encontrar estos y otros consejos en este gráfico interactivo.