La Guardia Civil ha detenido a un hombre por un supuesto delito de violencia de género en Cáceres gracias al gesto de socorro que realizó su mujer cuando viajaban en un vehículo junto a un niño menor de edad y fueron parados por los agentes en un control policial. Durante el transcurso de la identificación, la mujer hizo un gesto consistente en mostrar la mano cerrada con el pulgar bajo los dedos, ha informado la Guardia Civil en un comunicado.

Uno de los agentes se percató rápidamente del gesto y, al poder tratarse de una señal de socorro por una supuesta situación de violencia de género, el guardia civil le invitó a bajarse del vehículo y pasar a la furgoneta oficial. La mujer manifestó a los agentes que estaba siendo amenazada por su marido, el conductor del vehículo, y que días antes había llegado a agarrarla del cuello en varias ocasiones por distintas cuestiones familiares.

Los agentes del Equipo de Atestados e Informes de Plasencia activaron el protocolo de ayuda a la mujer y dieron aviso inmediato a la Central 062 ante la existencia de un supuesto delito de malos tratos por violencia de género.

En el lugar se personaron agentes de la Guardia Civil pertenecientes al puesto de Ceclavín (Cáceres) que procedieron a la detención del conductor del vehículo como supuesto responsable de los hechos. El detenido fue trasladado hasta el puesto de Moraleja (Cáceres), donde fueron instruidas las diligencias por un supuesto delito de malos tratos por violencia de género.