El pasado martes, 6 de agosto, a las 08:30 horas, Kayleigh sufrió el golpe más duro de su vida. Fue a despertar a su hijo de dos años y el pequeño jamás despertó. Dos días después de su fallecimiento, a través de su página de Facebook, escribió un desgarrador mensaje.

"Ningún dolor se acercará jamás al dolor de perderte, mi Arlo, tú eres mi mundo absoluto y te amo más que a la vida. Si pudiera estar contigo ahora, lo haría, y no sé cómo voy a seguir adelante sin ti... Ningún padre debería acostar a su bebé y no despertarlo. A mamá y papá se les rompió el corazón y se quedaron sin palabras. Por siempre, mi bebé, mi ángel Arlo para siempre".

La última siesta de Arlo | Facebook

Unas desgarradoras palabras, acompañadas de un vídeo, que han sobrecogido a los internautas que han llenado el muro de la red social de la joven madre de mensajes de condolencia y apoyo.

Ahora, cuando se cumple una semana después de su fallecimiento, Kayleigh Leonard ha querido volver a dedicar unas palabras a su hijo. "A esta hora la semana pasada te encontré en tu cama durmiendo y no despertando, se quedará conmigo por el resto de mi vida y me ha roto el corazón. Has tocado el corazón de tantas personas, Arlo, todos los que conociste te querían. Pensaré en ti cada minuto de cada día y siempre faltará una gran parte de mí", escribe para terminar dándole las gracias por haberle demostrado "lo que es el amor". "Me has dado los mejores dos años y medio de mi vida y siempre te estaré agradecida", asevera.

Kayleigh Leonard, junto a su hijo Arlo | Facebook

Una trágica muerte que pretenden que no lo vivan otras familias. Por ello, Kayleigh y su pareja han creado una página de crowdfunding para recaudar fondos para el la Fundación SUDC que investiga y apoya a los afectados por muerte súbita infantil. La página ha doblado la cifra que pretendía alcanzar gracias a la donación de más de 150 personas.