El 3 de septiembre de 1995 nació uno de los mayores mercados del mundo. Aún estaba en pañales, pero su variedad de productos rápidamente cautivó a compradores de todas las partes del globo. No era para menos, puesto que este novedoso comercio contaba con una ligera diferencia con respecto a cualquier otro bazar: las cosas se compraban desde casa.

Su nombre era AuctionWeb, aunque más tarde sería bautizado con un título mucho más reconocible en la actualidad: eBay. El porqué de su creación suscitó la curiosidad entre los primeros usuarios de la World Wide Web. De hecho, el rumor más extendido sugería que la página había sido concebida para que la mujer de Pierre Omidyar —creador de la compañía— pudiera coleccionar dispensadores de caramelos de la marca Pez, como relata eBay en su biografía (sí, los que tienen cabezas con figuras famosas, por ejemplo de ‘Los Simpson’, y disparan dulces a través de su largo cuello).

Ahora bien, por mucho que esta historia levantase pasiones entre los antiguos foros de Internet, la razón por la que se creó eBay escondía mucha más profundidad. En palabras de su creador, AuctionWeb era un sitio "dedicado a reunir a compradores y vendedores en un mercado honesto y abierto". Y lo consiguió por millones.

Los 12 productos más caros de la historia de eBay

La frase: "En internet se puede comprar de todo" podría haberla inventado Pierre Omidyar. Desde una baraja de cartas ‘Magic’ (250.000 dólares), hasta un sándwich a medio comer cuya forma se asemejaba a la Virgen María (28.000 dólares), como recoge la revista Time, la lista de productos de la compañía de subastas es interminable. No obstante, eBay no es solo un buen mercado de rarezas, sino que también ha dejado algunas de las compras más lujosas y exclusivas que se conocen.

Con el fin de conmemorar estos 25 años de historia, la compañía ha publicado una lista con los artículos más caros jamás vendidos. En la siguiente visualización puedes ver los 12 que más dinero le han costado a sus compradores. Entre ellas, algunas para recordar: aviones de lujo, cenas con multimillonarios y hasta un pueblo entero.

Un puntero láser (roto), génesis de una empresa multimillonaria

eBay nació como un 'e-commerce', pero en 1995 dio un ligero vuelco en su estrategia. Efectivamente, la intención era hacer de intermediario entre la oferta y la demanda. Hasta que Mark Fraser se cruzó en su camino. Este hombre, un usuario más de la red, necesitaba un puntero láser, según cuenta en el enlace mencionado anteriormente. Los precios eran desorbitados, ya que "rondaban los 100 dólares", explica Fraser.

Ante sus habilidades tecnológicas, optó por construir un puntero láser por sí mismo: "No funcionó, pero alguien me habló de una nueva página web, que resultaría ser eBay. Y allí, maravillado, encontré un puntero láser roto", expresa. Fraser estaba feliz de poder culminar al fin su herramienta, pero al otro lado de la pantalla, Omidyar no podía dejar de darle vueltas a esta primera compra. ¿Quién iba a querer un láser roto?

El creador de la página solo había subido dicho producto para comprobar que todo estaba en orden en la web. Pero esa extravagante compra dio pie a un tipo de negocio diferente: el intercambio de productos, mediante pujas, entre los transeúntes de la red. Y apenas dos años después cambiaría su nombre de AuctionWeb a eBay.

Como ha ocurrido con la mayoría de compañías que empezaron en un ordenador, la evolución experimentada con el paso de los años ha dejado una marca diferente. Aun así, hay cosas que no cambian: "Todavía sigo comprando en eBay", expresa Fraser mientras menea su boli aún intacto. "Que algo no funcione no significa que no tenga valor, y quizás este sea un pedazo de la historia de la compañía, que probablemente significará mucho más para eBay de lo que significa para mí", concluye.