Un buque que transportaba vehículos Nissan desde Japón a Hawai ha quedado a la deriva tras incendiarse a más de 1.800 millas náuticas de distancias a la isla. De los 21 miembros que integraban el barco, 16 fueron recatados por otros buques mercantes y otros cuatro se encontraban localizados en el océano aunque no respondían a las llamadas de emergencia, además, una última persona ha desaparecido.

El barco tiene capacidad para albergar más de 5.200 vehículos, aunque transportaba 3.500 en el momento de la tragedia. Según ha asegurado el último informe, el 'Sincerity Ace' aún continúa en llamas.

El buque desde un helicóptero de la Guardia Costera de Estados Unidos | Guardia Costera EEUU

La compañía 'Automotive News' ha asegurado que carecen de información sobre el estado de los vehículos, y ha añadido: "Nuestros pensamientos están con los miembros de la tripulación, así como con la seguridad de los equipos de rescate".