Tras los saludos nazis que se ven en los vídeos que circulan por redes sociales como parte del concierto de este un de extrema derecha se esconde, según la sala donde se celebró, un auténtico engaño.

Un documento, al que ha tenido acceso laSexta, refuerza el argumento de la sala, que asegura que solo se les informó de que tocaba el grupo 'Valholl Dum'. Pero no los que finalmente subieron: Brigada 'Totenkopf' e 'Iberian Wolves', cuyos integrantes levantaban el brazo entre cánticos nazis.

Dos de miembros Valholl Dum aseguran en un comunicado que también son víctimas de este engaño y que no tienen nada que ver con esta ideología. "Estamos en contra de cualquier tipo de agresión ideológicas y racial. Nos parece una lacra social y ni somos racistas, ni nacionalistas, ni homofóbos", aclaran.

Aunque insisten que no son responsables, han decidido dejar el grupo. "Nos avergüenza y pedimos disculpas porque dicho engaño se ha perpetuado en nuestro nombre. No podemos hacer otra cosa que dimitir, ya que ninguno de los dos simpatizamos con dichas ideologías", aclaran en el anuncio.

Desde la sala Caracol, en otro comunicado, han vuelto a defender su inocencia. "Es de mentes retorcidas creer que una sala con 27 años de experiencia y más de 6.000 eventos realizados tenga la necesidad de apoyar la cultura del odio.

 

También han recalcado que donarán todo lo recaudado a una fundación que ayuda a niños con discapacidad.