Parece que, actualmente, no hay tema de conversación que no incluya de una u otra forma a Rosalía. La artista catalana sigue regalando muchos temas de conversación. Si recientemente era noticia por su histórico paso en los Grammy Latinos y por ser nominada al premio a Mejor Nueva Artista en la 62ª edición de los Grammy, ahora lo es por otro motivo distinto.

No, no es una novedad musical la que ha llevado a hablar esta vez de Rosalía, sino otra de sus grandes señas de identidad que no ha pasado desapercibida para sus seguidores, ni mucho menos les ha dejado indiferentes. No, no es la voz, y sí, hablamos de sus uñas.

En los últimos meses, la artista ha destacado no solo por su forma de revolucionar el panorama musical, sino también por una línea estética marcada por sus espectaculares uñas; uñas tan largas y llenas de detalles y abalorios que eran capaces de destacar tanto como su voz en los conciertos.

Hasta ahora. Rosalía ha subido recientemente un vídeo a Instagram frente a un espejo en el que se ha podido ver que se ha 'quitado' las uñas, dejándoselas de nuevo al natural, solo pintadas de color rojo. Por su puesto, la publicación, que roza ya los cuatro millones de 'likes', se ha llenado de comentarios haciendo referencia a este cambio.

"¡No te muerdas las uñas!" han llegado a aconsejarle a través de Instagram a la artista, donde también le han lanzado alguna que otra crítica ("Que uñas tan feas", le han dicho). La falta de uñas kilométricas y sin decorar de una forma compleja no es lo único que ha llamado de la publicación de Rosalía.

Muchos han reparado en el escenario que ha usado Rosalía para subir el vídeo: una habitación totalmente escueta, conformada únicamente por una cama, una silla y un enchufe. Y por esta razón también le han llovido las críticas y las bromas. "Parece la habitación de la casa del pueblo de mi abuela", ha comentado una usuaria al ver la foto.