La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, TSJCyL, ha ratificado las órdenes de la Junta de confinamiento perimetral de León, Palencia y la localidad leonesa de San Andrés del Rabanedo, planteadas acorde a la orden del Ministerio de Sanidad para contener la pandemia.

Misma decisión que ha tomado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) sobre las medidas adoptadas en las comarcas de Allariz-Maceda, O Carballiño, Ourense, O Ribeiro, Valdeorras y Verín, así como en la provincia de Ourense. "Resulta que las medidas son idóneas para la prevención y protección de la salud de la población a la que van destinadas; necesarias, dada la constatación de una situación de peligro actual y real para la salud de los ciudadanos; y proporcionadas, ponderando los diferentes intereses en conflicto", destaca el TSXG.

La decisión llega un día después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) rechazase ratificar las restricciones vigentes desde el pasado 2 de octubre en diez localidades de la Comunidad de Madrid, incluida la capital, también en base a la misma orden ministerial.

El TSJ de Madrid ha justificado este hecho apuntando que la Comunidad de Madrid se basó en una ley orgánica, la Ley de Cohesión del Sistema de Salud de 19/2003, mediante la cual no se pueden restringir derechos fundamentales. En cambio Castilla y León traspuso la orden ministerial -la misma que Madrid- pero le dió cobertura con dos leyes autonómicas.

Así, fuentes del TSJ de Madrid recuerdan que "desde marzo ha habido tiempo para hacer reformas legislativas que permitan aplicar ahora este artículo y no se ha hecho" y apuntan que otra solución es que la Comunidad de Madrid "pida el estado de alarma".

Desde el pasado 7 de octubre, y durante dos semanas, los 233.000 vecinos de las ciudades de Palencia y León y del municipio de San Andrés de Rabanedo, en el alfoz de la capital leonesa, están confinados perimetralmente tras superar la incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes, un 14% de test positivos y un 35% de enfermos covid en las ucis.

El boletín oficial de la Comunidad, el Bocyl, publicó las respectivas órdenes de la Consejería de Sanidad con nueve medidas restrictivas, que incluye el confinamiento perimetral, si bien se permite la movilidad entre León (125.000 habitantes) y San Andrés de Rabanedo (30.000), y que ahora deberán contar con al aval de la justicia.

Se trata de aplicar las medidas aprobadas por el Ministerio de Sanidad en la orden del 30 de septiembre, que en principio afectan a los municipios de más de 100.000 habitantes aunque esa misma norma deja a la competencia autonómica decidir en núcleos de menor población, donde según las órdenes de la Consejería de Sanidad, es lógico que se apliquen las mismas medidas en los casos en los que haya una situación de alto riesgo de trasmisión descontrolada.

Las órdenes de la Junta recuerdan que la norma ministerial establece nueve medidas, entre ellas la restricción de la entrada y salida en municipios, limitación a seis personas en la participación de agrupaciones y reducción de aforos y horarios en el desarrollo de determinadas actividades.

Los tres municipios afectados presentan incidencias superiores a los 500 casos por 100.000 habitantes, con un acumulado de positivos sobre test en los últimos 14 días superior al 14 por ciento y las ucis con una ocupación de camas covid de más del 35 por ciento de la dotación habitual.