Quim Torra ha insinuado que volverán "a poner urnas para la autodeterminación" en su comparecencia ante el pleno del Parlament de Catraluña para responder a las condenas del Supremo a los líderes del procés, El president de la Generaliat ha esbozado su plan independentista: "Que esta legislatura se acabe volviendo a ejercer el derecho de autodeterminación. Se trata de conseguirlo, no solo de intentarlo. Finalizar la legislatura validando la independencia. Esta es mi propuesta".

Las tres opciones de Torra

Un anuncio que ha sorprendido a sus propios socios de ERC, que aseguran que se han enterado de los planes del president en el preciso instante en el que lo ha dicho en el Parlament. Desde el Govern aseguran que a nadie le puede sorprender "porque es algo que Torra ya había dicho siempre", aunque admiten que no se lo dijo explicitamente a los consellers en la reunión de Govern.

Según fuentes del Govern a laSexta, Torra se plantearía tres posibilidades. Un referéndum pactado, un referéndum no pactado o unas elecciones plebiscitarias", ha informado Verónica Sanz desde el Parlament.

"La violencia no nos representa"

Torra ha hecho una tibia condena de la violencia y con matices al declarar que la violencia "no nos representa. Condenamos la violencia siempre que se produce" y ha llamado a la "serenidad y el civismo": "Si hay violentos, habrá que aislarnos", ha continuado. "Rechazamos todas las violencias, pero no aceptamos que se quiera criminalizar el movimiento pacifista y no violento. La desobediencia civil no se puede criminalizar ni el sueño democrático".

"La desobediencia civil no se puede criminalizar, ni el sueño democrático".

El presidente del Govern ha mostrado su "indignación y consternación" por una sentencia que ha calificado de "gran farsa" y de "infame" y que representa, ha dicho, "venganza y escarmiento". "No podemos seguir en esta jaula dondeno caben más barrotes", ha dicho Torra.

"No aceptemos la respuesta de la ignominia. Han condenado a los más de dos millones de personas que participaron en el referéndum", ha dicho Torra, que al presidente del Gobierno le ha lanzado este mensaje: "Apelo de nuevo a Pedro Sánchez a encarar el conflicto como lo hacen las grandes democracias, con diálogo. La unidad de España no puede ser excusa para vulnerar los derechos políticos de nuestros compañeros. Yo me auto inculpo, también".

Piden su dimisión

La oposición del PSC, Ciudadanos y los Comunes le han pedido su dimisión. Miquel Ieta le ha reprochado su actitud, "pone independencia por encima de convivencia. Su activismo le lleva a no cuidar a la ciudadanía", y ha apelado a su responsabilidad "y que dimita". "Convoque elecciones y deje que otro se ponga en el Gobierno" y ha terminado con un "váyase".

La dirigente de Catalunya En Comú-Podem Jessica Albiach ha dicho que el Gobierno de la Generalitat "ha estado ausente, vacío" y ha acusado a Torra de haber "dejado sus funciones en un momento complicado". "Usted no es un activista, es un presidente y tiene que actuar, y si no, echarse a un lado", ha continuado: "Espero que en 2020 no sea presidente. Nos habla de un gran acuerdo de país y solo le habla a los suyos. Me gustaría saber que piensa ERC de su discurso".

Los socialistas, Cs y Catalunya en Comú-Podem han pedido a Torra que se vaya y rechace la violencia.

La líder de Ciudadanos en el Parlament, Lorena Roldán, ha dicho a Torra que su "soflama de rechazo a la sentencia no es otra cosa que una llamada a la revuelta". Ha dicho que es un "irresponsable" porque, en su opinión, "lleva años alimentando el odio con sus escritos y ahora lo hace con los instrumentos que tiene como presidente. Es urgente que deje de serlo".

Roldán (Cs): "Su soflama de rechazo a la sentencia no es otra cosa que una llamada a la revuelta".

"Está a tiempo de dejar de avivar la hoguera de los comandos radicales separatista, pare este tsunami de violencia antes de que no haya vuelta atrás y luego váyase, no representa a nadie" y ha pedido también que dimita ya: "Es urgente que se vaya".

ERC y la CUP: "No renunciaremos"

Sergi Sabrià, de ERC , ha dicho que la sentencia es un "error histórico": "Nos abocan a trabajar cada día con más fuerza para conseguir una república independiente. No renunciaremos a pesar de las amenazas y la represión". Ha asegurado que no se rendirán. "La resistencia pacífica y la desobediencia son con las urnas, y los votos son nuestra mejor herramienta". "Estamos indignados, enfadados".

"No nos podrán parar, solo querían que hablásemos de la violencia. Las imágenes de las últimas noches no nos representan, no queremos que se vuelan a repetir", ha asegurado el político de Esquerra Republicana: "No representan a personas que han recibido el castigo de la sentencia".

Carles Riera, de la CUP, ha señalado que las movilizaciones "sirven para señalar al Estado como autoritario y para acumular fuerzas y generar programa político". Y ha asegurado que el derecho de autodeterminación es irrenunciable, no puede ser moneda de cambio en ninguna negociación política. Lo ganaremos desde la movilización popular masiva y desde la desobediencia civil". A su juicio, las personas que se han manifestado estos días "muestran que no se van a echar atrás ante nada, por más violencia o ejército. Hay que desbordar al Estado".

El portavoz del PP, Alejando Fernández, le ha recriminado que compareciese "tarde, mal y con dosis de cinismo. Si alguien le diera una paliza, yo lo condenaría al minuto. ¿Cómo se sentiría si yo dijese que es resistencia pacífica" Y se ha dirigido a los "millones de catalanes asustados": "No estáis solos. Nos multiplicaremos para que no os sintáis solos. Los líderes del Tsunami Democratico responderán ante la justicia, pagarán de sus bolsillos los destrozos. La democracia prevalecerá siempre".