Pedro Sánchez, desde Bruselas, ha lanzado este mensaje sobre Cataluña tras los violentos altercados de estos días: "Quienes cometen una ilegalidad, responden por ella más pronto que tarde".

En una comparecencia para dar cuenta de los acuerdos adoptados en el Consejo Europeo, ha asegurado que el Estado de Derecho "tiene todos los mecanismos para que prevalezca el orden público", y ha garantizado "no habrá espacio para la impunidad" ante los hechos vandálicos y violentos de estos días. Ante las manifestaciones de hoy, ha afirmado que "nadie es sancionado por sus ideas, sí por sus hechos".

Sánchez ha sido tajante: "No hay espacio para la impunidad".

Firmeza y proporcionalidad

Ha insistido en que los culpables serán identificados y puestos a disposición de la Justicia y ha apoyado y respaldado a los Cuerpos y Fuerzas de seguridad. Ha destacado la "extraordinaria cooperación" entre la Policía Nacional, la Guardia Civil y los Mossos.

Ha asegurado también que "cualquier decisión que se tome esta prevista y la tenemos diseñada con los principios de firmeza, unidad de acción de todos los partidos políticos y la proporcionalidad".

Sánchez ha apelado a abrir una nueva etapa una vez que se ha dictado la sentencia del procés: "Lógicamente el Gobierno de España está dispuesto con la premisa de respetar la legalidad".

Habla de abrir una nueva etapa "con la premisa de respetar la legalidad".

"La sociedad catalana esta fracturada, lo que debe hacer el independentismo es reconocer a la otra parte, lo que tiene que hacer es reconocer que Cataluña no es un solo pueblo", ha añadido.

Sobre esto, le ha dicho a Quim Torra, al president catalán, que tiene que aspirar a gobernar al conjunto de la sociedad catalana, "y no para una parte, cada vez más radical como hemos visto" y le ha criticado por "frivolizar con la violencia".

Ha concluido con una llamada a la tranquilidad a la sociedad catalana: "esta crisis se superará y la convivencia y tranquilidad se restaurará".