El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha comparecido tras reunirse por separado con los líderes de los principales partidos políticos, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias.

El presidente en funciones ha dedicado sus primeras palabras en una rueda de prensa desde Moncloa para "los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado" por "trabajar para proteger los derechos y las libertades constitucionales en Cataluña".

Sánchez ha asegurado que "la profesionalidad y la coordinación" de los agentes es "la mejor respuesta ante los violentos" y ha manifestado que tienen "el rspaldo" frente "a las provocaciones de los extremistas".

El presidente ha reconocido que se ha asistido "en paralelo" al despliegue de grupos "violentos" y las protestas pacíficas de quienes no están de acuerdo con la sentencia del procés. A tenor de ello, el presidente ha asegurado que "nada hay que objetar" a los segundos, mientras que "el Gobierno reitera que no va a consentir que la violencia se imponga a la convivencia" y que para ello: "Continuará actuando con todos los mecanismos del Estado".

Además, Sánchez ha insistido en que el Gobierno "será garante de quienes ejercen su derecho a manifestarse", pero "quienes aspiran a quebrar las leyes democráticas no van a conseguir su propósito": "La única esperanza de los grupos violentos es que cometamos errores".

Sánchez ha dirigido un mensaje directo a Quim Torra, al que ha recordado que tanto él, como los miembros de su gobierno tienen el "deber político y moral de condenar, sin excusas ni paliativos, con máxima claridad y determinación el uso de la violencia en Cataluña".

"En Cataluña viven millones de personas que, independientemente de sus ideas políticas, tienen derecho a vivir en paz y con seguridad", algo incompatible, apunta el presidente, con "la conducta de los grupos violentos que ponen en riesgo la paz de sus ciudades, las propiedades de sus vecinos y la integridad física de sus ciudadanos".

"Ningún gobernante puede camuflar su fracaso tras cortinas de humo y de fuego", ha sentenciado el presidente, que ha asegurado que el Gobierno ha trabajado "diferentes escenarios de respuesta".

"Desde el pasado fin de semana el comité de planificación está en alerta permanente", ha señalado el presidente del Gobierno, que ha querido apuntar un "llamamiento" al conjunto de la sociedad española: "El presidente de España garantiza y garantizará los derechos y las libertades de todos en Cataluña y lo hará desde la firmeza, la unidad y la proporcionalidad en la respuesta a la violencia".

"La moderación en la respuesta es otra forma de fortaleza", ha señalado el presidente, que ha zanjado asegurando que "más pronto que tarde se restablecerá la convivencia y la tranquilidad en Cataluña".

Pedro Sánchez no descarta "ningún escenario" tras la escalada de violencia en Cataluña