Las confederaciones empresariales CEOE y CEPYME rechazan de plano el acuerdo alcanzado entre PSOE, Unidas Podemos y EH Bildu para derogar la reforma laboral a cambio de su abstención en la votación de la prórroga del estado de alarma celebrada este miércoles.

La patronal tachan el pacto de una "irresponsabilidad mayúscula" y señalan que supone un "desprecio indignante al diálogo social", que dicen, dinamita cuando se hace más necesario por el delicado momento de la economía española.

"El pacto alcanzado es de una irresponsabilidad mayúscula" afirman al tiempo que han advierten de que tendrá "unas consecuencias negativas incalculables en la economía española y en la confianza empresarial tanto nacional como internacional" y que impactarán de forma profundamente negativa en el empleo.

Pacto "incoherente"

Los empresarios critican que el pacto llega en plena negociación del Gobierno con la patronal y sindicatos de medidas de flexibilidad en el ámbito laboral "para garantizar la subsistencia de miles de empresas y millones de empleos, en los sectores más castigados por el coronavirus" y señalan que es "totalmente incoherente" firmar un acuerdo para dar un paso atrás e incrementar la rigidez en el mercado laboral.

Avisan también de que esta alianza pone en peligro los esfuerzos realizados durante los últimos meses para salvar empleos y empresas a través de los ERTE y recuerdan que desoye las recomendaciones de la Comisión Europea que invita a negociar con los agentes sociales la recuperación a medio plazo con medidas de apoyo al empleo como la flexibilización de las condiciones laborales.

Los sindicatos también han reaccionado al pacto. Por un lado, el secretario general de Comisiones Obreras, Unai Sordo, ha recordado en sus redes sociales que el documento firmado este lunes reproduce el acuerdo de investidura y que "tras el recorrido del diálogo social y el cambio de agenda" consecuencia del coronavirus, "hay que hacer compatible una mayoría parlamentaria y el diálogo tripartito".

 

Mientras que desde UGT, Pepe Álvarez, en una entrevista en La Cafetera, ha pedido a la patronal "mucha mesura" y que no rompa el diálogo social porque "este país y los empresarios de este país necesitan diálogo".

Aunque en un primer documento PSOE, Unidas Podemos y Bildu se comprometían a derogar "íntegramente" la reforma laboral, en una segunda nota el PSOE matizaba y evitaba la palabra íntegra. La portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua en una entrevista en RNE ha restado importancia al cambio y ha asegurado que el acuerdo "naturalmente que sigue vigente" y que tan solo se ha producido "una matización terminológica".

Extremo que ha confirmado también el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, en una entrevista en Catalunya Ràdio.