Murcia se suma al resto de territorios que limitan el ocio nocturno para tratar de frenar la expansión de los contagios de coronavirus. Así lo ha confirmado el consejero de Salud, Juan José Pedreño, durante una reunión extraordinaria a causa del aumento de casos en la Región.

Se ha decido, tras evaluar los datos, que los locales de ocio nocturno, es decir, aquellos con licencia de bar de copas, karaoke, pubs y similares, cierren su interior. La medida entrará en vigor el próximo sábado.

Desde el pasado 1 de junio, este tipo de establecimientos podían ofrecer el mismo servicio que el del resto de la hostelería. Es decir, no estaba permitido el consumo en barra, no podía haber pistas de baile y los clientes debían permanecer sentados en mesas de un máximo de 10 personas.

A esta solución se suma la de reducir el aforo de las celebraciones al 75% de la capacidad del local y a un máximo de 100 personas en interior y 200 en el exterior en Nivel 1-Bajo. Cuando la zona se encuentre en Nivel 4-Muy Alto, directamente se suspenderán estas actividades.

El 50% de los casos son de jóvenes de 15 a 29 años

Según los datos aportaos por la consejería, el 50,5% de los casos positivos confirmados se ha dado entre personas de 15 a 29 años. Esta franja de edad es la que acumula una incidencia acumulada de casos mayor al resto, seguida después del grupo que va de los 30 a los 39, que recientemente ha empezado a recibir la vacuna.

Por ello, han querido hacer un llamamiento a los más jóvenes y han insistido en el buen uso de la mascarilla como "principal medida que evita los contagios". "Es necesario usarla incluso en exteriores cuando no se pueda guardar la distancia de seguridad, especialmente cuando haya aglomeraciones", han insistido desde Salud.

Culpa al Gobierno por no tomar medidas comunes

El consejero de Salud achaca la necesidad de tomar esta decisión en la Región, que tiene una incidencia acumulada inferior a la media nacional, al Ministerio de Sanidad y su "negativa" a adoptar medidas comunes para todo el territorio nacional.

"Siempre hemos apostado por que el Gobierno central dotara a las comunidades autónomas de herramientas jurídicas consensuadas para hacer frente al aumento de contagios cuando decayera el Estado de Alarma, y ahora nos vemos obligados a tomar esta serie de medidas para frenar la tendencia ante su negativa de establecer criterios comunes", ha manifestado.

La propia ministra de Sanidad, Carolina Darias, descartaba el pasado miércoles la posibilidad de tomar medidas a nivel nacional, coordinadas, y animaba a cada comunidad autónoma a hacerlo en función de su situación epidemiológica con las herramientas de las que disponen.

Más cierres en otras comunidades

Murcia no es la única que limitará el ocio nocturno ante el repunte de contagios. En Galicia se permitirá abrir el ocio nocturno en los municipios en nivel medio pero exigirá una PCR negativa.

En la Comunidad Valenciana se cerrarán los locales de este sector y además se pedirá el toque de queda en algunas zonas con una incidencia muy alta. También Cataluña clausurará el ocio nocturno durante este fin de semana para frenar los contagios.

A estas se suma Canarias, que pedirá al Tribunal Superior de Justicia de la comunidad poder poner toque de queda (de 0:30 a 6:00 horas) en las islas que se encuentren en nivel de alerta 3 (semáforo rojo). En este momento, solo Tenerife está en ese estadio. Además, cerrará los espacios como parques o playas donde podrían formarse botellones desde las 20:00 horas.