Los contagios de coronavirus aumentan, especialmente entre los más jóvenes que aun no han recibido la vacuna, y esto influye en la incidencia acumulada a nivel nacional, que supera ya los 250 casos de COVID-19 por cada 100.000 habitantes y sitúa a España en riesgo extremo. Pero desde Sanidad confirman que medidas como las que reclama Castilla y León, de volver a un toque de queda, "no está sobre la mesa".

"La consejera de Castilla y León ha planteado todo un elenco de medidas que los técnicos habían planteado, muchas coincidentes con la ponencia de alertas, y le he dicho que la del toque de queda no está sobre la mesa", ha especificado Carolina Darias, ministra de Sanidad.

Considera la responsable de Sanidad que en España ya hay "estrategias de país" que permiten a las comunidades autónomas aplicar medidas en función de la situación epidemiológica de sus territorios. Cita por ejemplo el plan de actuaciones coordinadas, conocido como "semáforo", la estrategia de detención precoz, la estrategia de vacunación.

Así responde a las regiones que pedían medidas conjuntas para frenar la elevada transmisión del virus, muchas de las cuales ya se han adelantado restringiendo de nuevo el ocio nocturno y a las que la ministra ha mostrado su apoyo.

Ante este repunte, la política también ha sido cuestionada en la rueda posterior al Consejo de Ministros sobre sí el Gobierno se precipitó al retirar el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores, algo que reclamaban muchas comunidades en su momento.

Tras considerar la medida como "muy prudente", Darias ha recordado que lo aprobado fue poder "no utilizar las mascarillas en determinados supuestos y espacios muy concretos: espacio al aire libre con distancia de 1,5 metros". Y en este sentido, considera que hace falta más pedagogía para que la norma se use bien.

Sobre los jóvenes: "Hay que pedir responsabilidad, pero no responsabilizarlos

Preguntada por si cree que se debería, directamente, cerrar el ocio nocturno ante el incremento de contagios entre los grupos de personas más jóvenes y sin vacunar, Darias insiste en que hay otras actividades como los botellones o los viajes que influyen del mismo modo en este incremento.

Y ha querido hacer una reflexión, para que no se demonice por la alta incidencia a los jóvenes, que "son el presente y el futuro de nuestro país y hay que cuidarlos": "Hay que pedir responsabilidad, pero no responsabilizarlos". De esto modo, la ministra ha pedido a los jóvenes que acudan a la vacunación cuando sean llamados.