Una semana después de la sentencia del procés, Junts per Catalunya, ERC y la CUP acuerdan una resolución por el "derecho de autodeterminación" como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo que condena a los líderes independentistas por sedición.

Los tres grupos independentistas han consensuado una propuesta de resolución donde se insta al Parlament a "comprometerse" a seguir aprobando "resoluciones políticas sobre el derecho de autodeterminación", siempre que ésa sea "la voluntad de los diputados de la Cámara".

Los partidos independentistas reivindican poder debatir de los asuntos que interesan a los ciudadanos, "como la autodeterminación".

Recuerda que el Parlament ha aprobado desde 1989 "decenas de resoluciones políticas sobre el derecho a la autodeterminación sin que esto haya sido objeto de persecución y censura por parte de las instituciones del Estado".

El texto, en su punto 10, insiste en reivindicar los derechos de los diputados a poder debatir "sobre todos los asuntos que interesan a la ciudadanía, incluidos el derecho a la autodeterminación, la monarquía o la soberanía".

Advierte a "los poderes del Estado"que el Parlamento de Cataluña seguirá aprobando "tantas veces" como quieran sus diputados "la reprobación de la Monarquía, la defensa del derecho a la autodeterminación y la reivindicación de la soberanía del pueblo de Cataluña para decidir su futuro político".

Contra la sentencia del procés

El documento, al que ha tenido acceso laSexta, rechaza la sentencia contra el procés porque "supone una profunda regresión en materia de derechos y libertades, no sólo para Cataluña, sino para todo el Estado español".

La resolución asegura que "la situación de excepcionalidad democrática" que se está viviendo estos días en las principales ciudades de Cataluña ha sido "provocada por la citada sentencia" y por "los intentos de censura al Parlamento de Cataluña promovidos por el Tribunal Constitucional".

"La excepcionalidad democrática es por la sentencia y por los intentos de censura al Parlament promovidos por el TC".

Exigen "la libertad de los presos y las presas políticas y el libre retorno de los exiliados", denuncian la represión y consideran un "escándalo" la condena a Carme Forcadell "por haber permitido un Pleno". Y advierten de que la sentencia establece un precedente inaceptable a partir del cual todas las formas de protesta, como por ejemplo la parada de un desahucio, podrían convertirse en delito de sedición.

Advertencia del Constitucional

Hace unos días el Tribunal Constitucional advirtió al presidente del Parlament, Roger Torrent, al presidente de la Generalitat y a los miembros del Govern de las consecuencias penales que tendría incumplir resoluciones previas del tribunal sobre el derecho a la autodeterminación y que se cometería un delito si Torrent vuelve a poner a la Cámara autonómica al servicio del separatismo.

De hecho, los letrados de la Cámara autonómica han advertido a los grupos independentistas que las resoluciones hacia la autodeterminación podrían contradecir los autos del alto tribunal.

Según informa el periodista de laSexta Xescu Tapias, la propuesta no ha entrado por la vía de urgencia así que no podrá someterse a votación en el Pleno ordinario previsto para este miércoles. Habrá que esperar hasta el Pleno de después de las elecciones generales.

Aquí puedes leer la propuesta íntegra presentada por las formaciones independentistas:

Torra celebra el acuerdo

"El gobierno de Cataluña defenderá el ejercicio de derecho de autodeterminación de Cataluña". Es la declaración de intenciones de Quim Torra, el presidente de la Generalitat, que ha celebrado el acuerdo entre los tres partidos independentistas.

Sobre la advertencia del Constitucional al presidente del Parlament y al Govern de que podrían incurrir en un delito si incumplen las resoluciones del tribunal y ponen la Cámara autonómica al servicio de los separatistas, Torra asegura: "Nadie nos impedirá nunca que este país siga avanzando en la línea de lo que quiera la ciudadanía y estaremos siempre al lado del derecho a la defensa de la autodeterminación".

Torra asegura que este martes ha vuelto a llamar a Sánchez, pero que no le ha respondido al teléfono".

Torra ha reclamado al presidente en funciones abrir una negociación sin condiciones. Y ha desvelado que este mismo martes ha vuelto a llamar a Pedro Sánchez pero que éste, asegura, no ha contestado. Asegura que seguirán insistiendo y llamando a la Moncloa: "Nadie entiende que el presidente del Gobierno no me responsd al teléfono".

Sobre los incidentes violentos de estos días en Cataluña, ha hecho una condena de los actos violentos y ha anunciado una comisión de investigación en el Parlament sobre esos disturbios y altercados que han causado alrededor de 600 heridos, casi la mitad policías. "El independentismo no es violento", ha sentenciado.

Torrent garantiza el debate

El president del Parlament, Roger Torrent, ha asegurado que garantizará "que se pueda hablar de todo" lo que quiera la ciudadanía en la Cámara autonómica y advierte que no permitirá "que entre la censura" en el Parlament. "Mientras yo siga siendo presidente de esta Cámara, no permitiré que se coarte la libertad de expresión".

Torrent, tras la advertencia del Constitucional: "Si hay consecuencias judiciales, las asumiremos".

Torrent ha comparecido tras conocerse el acuerdo entre JxCat, ERC y la CUP para instar al Parlament a seguir con el debate sobre la autodeterminación, a pesar de la advertencia del Tribunal Constitucional, que hace unos días avisó a Torrent de su obligación de impedir o paralizar "cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada" y que podría exponerse a consecuencias penales.

"Si hay consecuencias judiciales, las asumiremos", ha adelantado. "Si no hacemos esto, estamos abriendo la puerta a la censura" y ha asegurado que "es impropio de un país democrático perseguir judicialmente a un presidente por permitir el debate", ha insistido.

Reacciones a la resolución independentista

Ya hay reacciones a esta propuesta de los indepedendentistas. Ferran Pedret, del PSC , que es esta propuesta de resolución "intenta aparentar más de lo que es" y en su opinión, la unidad de los partidos independentista no existe: "Intentan dar una apariencia de respuesta institucional a la sentencia sin ir más allá de una declaración de desacuerdo que no tiene efectos jurídicos".

Susanna Segovia, de Catalunya en Comú-Podem, considera que "se puede hablar de todo", pero considera que una propuesta de resolución "no es la solución. Falta ver contenido. Es el último intento de los independentistas para que parezca que están de acuerdo".