Pujol ha asegurado que el Tribunal Constitucional, con su decisión de impedir una investidura a distancia de Puigdemont, ha "demolido el Estado de derecho", y ha pedido la dimisión de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría.

En declaraciones a la prensa ante el Parlament, Pujol ha asegurado que la resolución del Alto Tribunal supone "mantener en libertad condicional preventiva y vigilada a la democracia", y ha añadido que "cualquier democracia adjetivada no es democracia".

"Al Tribunal Constitucional le ha faltado valor para defender los derechos de los 135 diputados del Parlament. Ante la opción de defenderlos, ha optado por la opción de hacer un vestido a medida para no molestar al Gobierno", ha aseverado.

Sin embargo, ha afirmado que la decisión del TC supone la "derrota absoluta" de las propuestas políticas de Santamaría, por lo que le ha pedido un "acto de coherencia" y que dimita "de forma inmediata en las próximas horas".