El juez Adolfo Carretero da 48 horas al comisionista Alberto Luceño, investigado por una presunta estafa al Ayuntamiento de Madrid en un contrato de material sanitario durante lo peor de la pandemia, para que aporte más de cuatro millones de euros como fianza.

El magistrado, que descarta ampliar la imputación al delito de alzamiento de bienes, ha ordenado que, en caso de no aportarse, se proceda al embargo de todos sus bienes, de acuerdo con un auto al que ha tenido acceso laSexta.

Luceño debería aportar un total de 6,2 millones en responsabilidades, pero el juez constata que ya se le han embargado un inmueble en Pozuelo de Alarcón (Madrid) valorado en 1,1 millones, vehículos de alta gama por valor de 946.000 euros y casi 130.000 euros de sus cuentas corrientes.

Carretero también ha solicitado a la Agencia Tributaria y al Punto Neutro Judicial una relación de todos sus bienes, también de aquellos que pudiera tener en el extranjero, a su nombre y a título de su sociedad Takamaka Invest SL.

En su auto, el juez considera que no ha lugar a ampliar la imputación a un delito de alzamiento de bienes en tanto que Luceño "no ha realizado disposición patrimoniales" desde que Anticorrupción le tomó declaración el 15 de abril del año pasado. Tampoco ven un delito fiscal, como reclamaba Podemos, ya que "no hay indicio de elusión de impuestos" y que podía constituir una empresa para sus negocios tributando por el gravamen de sociedades.