Manifestantes en la Plaza de Sant Jaume han abucheado e insultado a la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo. Mientras la llamaban "fascista", Álvarez de Toledo se ha encarado con ellos, algo que algunos han interpretado como un gesto desafiante.

Los Mossos han tenido que intervenir para marcar distancia con los manifestantes. Los estibadores que se habían concentrado ahí en esta jornada de huelga ya habían desconvocado el acto cuando ha llegado la dirigente del PP.

Los abucheos han venido de manifestantes que quedaban en la plaza y a los que se han sumado los que llegaban de otras marchas independentistas de comités de barrio.

A continuación, Cayetana Álvarez de Toledo ha hablado ante los medios de comunicación, ante los que ha asegurado que se trata de una "huelga golpista, pero inútil". "Es una huelga contra las leyes, contra la Justicia, contra los tribunales, contra los derechos de millones de catalanes y contra la democracia", ha manifestado.

Asimismo, ha insistido en que se trata de una huelga "inútil porque la democracia no hace huelga, la democracia no va a parar, ni claudicar". "Hoy estamos de pie firmes en esta plaza. Muchos millones de catalanes se han tenido que quedar en casa, no han podido ir a sus trabajos, ni llevar a sus niños al colegio. Sin embargo, mañana sí lo harán y podrán volver a la normalidad", ha afirmado.

"Todos estos marchosos antidemócratas tendrán que volverse a sus casas y los constitucionalistas volveremos a salir a la calle y volveremos a ocuparnos de las cosas cotidianas con normalidad", ha indicado, pidiendo, además a los que "participan en esta huelga golpista" que "pierdan toda esperanza de conseguir sus objetivos", mientras que a los "demócratas catalanes" les ha pedido "que sí tengan esperanza".

En esta línea, la portavoz del PP en el Congreso ha criticado que la "gran anomalía catalana es que las autoridades políticas sean las que estén jaleando la violencia, cortando autopistas". "Tenemos que quitar al señor Sánchez porque él no va a quitar al señor Torra", ha defendido.

"Así marchaban, con 20 años, la bandera comunista y un odio visceral. Les dije: a la universidad, a la biblioteca, a estudiar", ha publicado más tarde Álvarez de Toledo, quien ha insistido también en su perfil en que se trata de una "huelga golpista e inútil".

 

El presidente del PP, por su parte, ha mostrado todo su "apoyo" a la portavoz del PP en el Congreso y a cuantos, según ha dicho, "están sufriendo estos días a los violentos radicales independentistas; es intolerable". "El Gobierno debe ir siempre un paso por delante y no cuatro por detrás", ha expresado en Twitter.