El Consejo de Ministros ha autorizado la compra de más de 31,5 millones de dosis de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por AstraZeneca y la universidad de Oxford, que se recibirían a partir de diciembre y hasta junio del año que viene.

Así lo ha anunciado Salvador Illa tras la reunión de Consejo de Ministros de este martes. Según ha precisado, en diciembre ya habría disponibles más de tres millones de dosis.

En concreto, de los 300 millones de dosis acordadas para el conjunto de Europa, 31.555.469 corresponderán a España. En diciembre, "si no hay ningún retraso", nuestro país recibiría ya 3.155.547 dosis, mientras que el resto llegarían "progresivamente" hasta el mes de junio.

El ministro de Sanidad ha explicado que la vacuna requiere de dos dosis, por lo que las cantidad adquirida "servirían para inmunizar, si supera la vacuna todos los filtros de análisis clínicos, a unos 15 millones de conciudadanos".

El precio de la vacuna es de 2,90 euros por dosis, de los cuales 1,12 euros son abonados por un fondo de apoyo de emergencias de la Unión Europea, y el resto van a cargo de los Estados miembros. Para el Gobierno de España, esto supondrá un desembolso mínimo de 56 millones de euros, que podría incrementarse hasta en un 20%.

"No se va a suministrar ninguna vacuna que no supere los requisitos de seguridad y eficacia que tienen que acreditar las Agencias del Medicamento", ha advertido, no obstante, el ministro, que ha reiterado que "si supera los filtros, si tenemos garantías científicas por parte de los técnicos de que es una vacuna segura y eficaz y si no hay retrasos, a partir de diciembre recibiríamos estas dosis".

El titular de Sanidad asimismo ha señalado que España participa en la estrategia europea de vacunas y que, con la adquisición del fármaco de AstraZeneca, está cumpliendo los compromisos relativos al primero de los contratos firmados por la Comisión Europea para la compra anticipada de vacunas.

En estos momentos, ha recordado, la vacuna de AstraZeneca está siendo sometida a análisis clínicos en fase 3 en Reino Unido, Brasil y Sudáfrica. A la vez, el suero se encuentra en proceso de revisión abierta por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA).