Desde que Vox irrumpiera en el panorama político, parte de su programa ha ido dirigido al colectivo LGTBI. Su próximo objetivo es el de derogar artículos de la Ley 2/2016 de marzo y de la ley 3/2016 de julio de la Comunidad de Madrid, según anunció Rocío Monasterio, la líder de la formación en la comunidad.

Se refiera así a las dos únicas leyes en materia de igualdad LGTBI de Madrid. De la ley contra la LGTBIfobia querrían derogar la protección de los jóvenes LGTB, las medidas que evitan la discriminación en el empleo o el apoyo a fechas conmemorativas, como ya adelantaron con su propuesta de llevar el Orgullo a la Casa de Campo.

Y de la ley específica para personas trans, quiere acabar con medidas contra la transfobia o LGTBIfobia en general y suprimir artículos de la ley: "El 68, 69, 70, 71, el 5, el 7, el 10", relató Monasterio en rueda de prensa.

Algunos de los cuales no existen porque la norma solo tiene 57 artículos. Tras la rueda de prensa en la que la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid se liaba con los artículos, su equipo de comunicación la corregía y planteaba derogar otros.

Quieren invisibilizar en los medios la discriminación del colectivo o eliminar, entre otras, la protección del menor o la protección a cualquier forma de violencia familiar por identidad de género.

Artículos que hoy respaldan por ejemplo a un chico trans de 23 años maltratado por su hermano y su padre, que asegura que llegó a sufrir por su parte incluso amenazas de muerte.

También querrían eliminar de la ley contra la LGTBIfobia la prevención del acoso, la protección del personal docente, los planes contra la discriminación en la universidad y borrar la realidad LGTBI de los planes de estudio.

Son leyes que luchan por la igualdad LGTBI, pero que según Vox solo sirven para "adoctrinar" a los menores.