El presidente del Gobierno ha diseñado un plan de acción económica contra el COVID-19 que contempla una serie de medidas extraordinarias en materia laboral, social y de consumo.

Medidas laborales

- Intervención de los ERTEs: se agiliza el proceso de autorización de ERTEs con el objetivo de que las empresas hagan un paréntesis y, cuando pase la crisis sanitaria, se conserve el empleo, evitando su destrucción.

- Garantía de la prestación por desempleo en caso de ERTE: todas aquellas personas que se vean afectadas por Expedientes Temporales de Regulación de Empleo serán beneficiarias de la prestación por desempleo, incluso quienes no tuvieran derecho a la misma por no contar con el tiempo de cotización suficiente. El Estado será quien se haga cargo del pago de estas prestaciones mientras dure la crisis sanitaria.

  • El paro cobrado mientras dure esta situación no restará a trabajadores su acumulado en la prestación por desempleo.
  • Habrá beneficios específicos para los trabajadores fijos discontinuos, a tiempo parcial y cooperativistas en materia de prestaciones por desempleo.
  • Se dará una prórroga automática de las prestaciones por desempleo, es decir, nadie perderá sus derechos por no poder acudir a las oficinas de empleo.

- Carácter preferente del teletrabajo: se facilita el trabajo a distancia haciendo más sencillo el procedimiento para aplicarlo.

- Derecho al cuidado familiar para todos los trabajadores: no podrán ser sancionados o despedidos. Se dará una reducción de jornada, incluso de hasta el 100%, o reorganización por cuidado familiar de hasta segundo grado (nietos y abuelos).

Medidas sociales

- Fondo de contingencia específico para reforzar la atención a personas mayores, sin techo y en residencias de dependientes y mayores (300 millones de euros).

- Flexibilización de la regla de gasto para que los ayuntamientos puedan usar su superávit si lo invierten en partidas de atención social (300 millones de euros): atención a la dependencia, servicios sociales y todo tipo de problemas de índole social asociados al coronavirus.

- Moratoria en el pago de hipotecas a personas que hayan reducido sus ingresos o estén en situación de desempleo por el coronavirus.

- Moratoria en el pago de suministros básicos (agua, luz y gas) a colectivos vulnerables.

- Prórroga automática hasta septiembre del bono social a los hogares beneficiarios.

- Plan de contingencia contra la violencia de género: protección de las mujeres y menores víctimas de violencia de género, en coordinación interministerial y entre las distintas Administraciones del Estado, durante el estado de alarma, con todos los medios al alcance.

Medidas para los consumidores

- Interrupción del plazo para la devolución de productos.

Reacción de los sindicatos

El paquete de medidas anunciadas por Sánchez han sido valoradas "positivamente" por el secretario general de UGT, Pepe Álvarez: "Van en la línea que habíamos planteado las organizaciones sindicales. Esta es una lucha que tenemos que ganar, por eso es muy importante decir 'no a los despidos, sí a los ERTEs'.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, ha asegurado "esta primera medida es una primera medida que se nos antoja necesaria, buena para los autónomos": "Ahora tenemos que profundizar con la lectura del Boletín Oficial del Estado para sacar las conclusiones", ha apuntado.