Esquerra Republicana mantiene el 'no' a la investidura de Pedro Sánchez porque el PSOE, dicen no da muestras de querer "abandonar la vía represiva para afrontar el conflicto". Es la conclusión por parte de los republicanos tras la reunión de una hora entre su portavoz en el Congreso, Gabriel Rufián, y la socialista Adriana Lastra, reunión que, dicen, ha sido cordial.

"Después de una primera toma de contacto entre Esquerra y el PSOE, la posición del Grupo Republicano sigue siendo un no a una eventual investidura de Pedro Sánchez, ya que durante la conversación no ha habido indicio alguno de que el Partido Socialista vaya a abandonar la vía represiva para afrontar el conflicto político existente entre Catalunya y El estado. Sin estas garantías, no podrá haber en ningún caso un replanteamiento de la postura del Grupo Republicano en el Congreso", dice el comunicado hecho público por ERC.

Abiertos a más reuniones

Aseguran que seguirán los contactos y aunque a día de hoy es un 'no', no cierran la puerta a más reuniones con el PSOE. "Desde el Grupo Republicano se espera que esta primera reunión sea la antesala de otras que deberán acabar sucediendo".

ERC insiste en "afrontar el conflicto político a través de una mesa de negociación".

Desde ERC insisten en que su apuesta es "la resolución política del conflicto a través de una mesa de negociación. Y avanzar en materias sociales urgentes bloqueadas en el Congreso y en el Parlament de Catalunya. El encuentro entre Adriana Lastra, portavoz del PSOE, y Gabriel Rufián, portavoz del Grupo Republicano en el Congreso, ha tenido una hora de duración y se ha desarrollado en un clima de absoluta cordialidad".

El apoyo de Esquerra Republicana es clave para sacar adelante el gobierno de coalición que negocian PSOE y Unidas Podemos. La formación independentista tendría que votar 'sí' o abstenerse en la sesión de investidura para que Pedro Sánchez se convierta en presidente.

Pero desde ERC aseguran que un abrazo entre el líder socialista e Iglesias no puede borrar todo lo que ha ocurrido en los últimos meses, principalmente la sentencia que condena a 13 años de prisión a su líder, Oriol Junqueras. Las palabras del vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, en una entrevista a primera hora en Onda Cero ya adelantaba por dónde iría la reunión: "Cataluña no va a aceptar una imposición del Estado. O se entiende que la solución política debe estar en el marco de lo que decida la sociedad catalana o no podremos avanzar".

[[DEST:Aragonès asegura que no negociará con un partido que "ha copiado el programa e Ciudadanos".]]

Las circunstancias han cambiado

Además, ha recordado que el PSOE, en concreto Pedro Sánchez, habló durante el debate de la Academia de dijo que incorporaría "al Código Penal un delito para prohibir los referéndum ilegales" y ha asegurado que ERC no negociará con un partido que ha "copiado el programa de Ciudadanos".

"Pedro Sánchez ha cambiado y nosotros tenemos que ser más exigentes, tenemos que poner sobre la mesa instrumentos claros para resolver esto", ha apuntado en una entrevista en Onda Cero. "Todo lo que nos acerque a una solución acordada y política nos acerca al acuerdo", ha añadido.

Y es que, aunque tras el 28A, los independentistas republicanos se mostraron partidarios de la abstención y de desbloquear la situación cuanto antes, ahora su apoyo tiene un precio mayor. La sentencia del procés y la necesidad de apoyos para impulsar el gobierno progresista ha hecho que ERC aumente sus exigencias. Y ponen como condición que el presidente en funciones asuma un "compromiso de crear una mesa de negociación política entre iguales".

El PSOE pone sus condiciones

Por parte del PSOE, Felipe Sicilia ha señalado en una entrevista en 'Las Mañanas de RNE' que espera que Esquerra apoye el acuerdo de su partido con Unidas Podemos y "no le de una oportunidad a la derecha". En cuanto al diálogo que les exigen los independentistas, ha señalado que hablarán "pero dentro de la Constitución" porque "nunca aceptarán el derecho de autodeterminación de Cataluña".

En el PSOE dicen que "nunca aceptar el derecho de autodeterminación" y García-Page advierte que el gobierno "no puede depender de los separatistas".

Más duro ha sido Emiliano García-Page, presidente de la Junta de Castilla La Mancha, ha asegurado en declaraciones a El Mundo que "el gobierno no puede depender de los separatistas". "Hasta los propios socialistas quizás hubiéramos necesitado una transición argumental y emocional sobre este acuerdo", ha apuntado al respecto de las negociaciones entre Unidas Podemos y PSOE.

CC y NC no bloquearán la investidura

Coalición Canaria (CC) y Nueva Canarias (NC) han adelantado este jueves que no bloquearán la investidura de Pedro Sánchez, pero exigen el cumplimiento de los "derechos" de Canarias. Ambas formaciones, que concurrieron a las pasadas elecciones en forma coalición electoral y obtuvieron dos diputados, han anunciado su compromiso a cambio de esa condición para que sean reconocidos los derechos de las islas .