Médicos, enfermeros, celadores, trabajadores de la limpieza... gracias a ellos la Sanidad está intentando dar una respuesta frente al coronavirus para salvarnos.

Sin embargo, el avance de la pandemia no cesa y la situación se complica cada día más mientras los sanitarios ven impotentes en muchos hospitales y centros de salud cómo no dan abasto.

Rubén, enfermero del Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, es uno de los muchos héroes que durante jornadas infinitas de trabajo velan por nosotros.

Totalmente destrozado física y mentalmente, Rubén refleja en el vídeo que acompaña estas líneas la mella que el coronavirus está dejando en el personal sanitario.

"Acabo de salir de trabajar de mi peor día de mis 14 años como enfermero en las urgencias de Alcalá de Henares. La sensación ahora mismo es que me va a estallar el pecho, de no llegar", explica.

"He estado toda la tarde pinchando en sillas de ruedas a los pacientes, no hay camas disponibles ni siquiera para poner en los pasillos. El personal está al límite, seguimos reutilizando el material de protección, no dormimos y cada día hay un compañero que está de baja por coronavirus. La situación es terrible", añade.

Mientras, el personal sanitario de Madrid sigue denunciando que no tiene EPIs, equipos de protección individual. Se ven obligados a improvisar trajes con bolsas de basura y diferentes tipos de plásticos y no dudan en poner su vida en riesgo para proteger a los demás.

Equipo de protección con bolsas en un centro de salud de Madrid | laSexta.com