Tras el anuncio de ruptura, el presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, ultima un nuevo Govern en solitario sin consellers de Junts. Anuncian que está avanzado y que buscarán apoyos parlamentarios entre los grupos independentistas y los comunes, pero no con los socialistas catalanes.

La consellera de la Presidencia, Laura Vilagrà, ha explicado este sábado que Aragonès y su equipo tienen ya "muy avanzada" la estructura del nuevo Govern, sin consellers de JxCat y con la incorporación de "personas expertas en su ámbito". En declaraciones desde el Palau de la Generalitat, donde Aragonès y su círculo de colaboradores trabajan en el diseño del nuevo Govern tras la decisión de JxCat de abandonarlo, Vilagrà ha explicado que "aún no están cerrados todos los nombres" que se incorporarán al ejecutivo, aunque el proceso "está muy avanzado" y debería estar completado a "principios de la semana".

El objetivo es configurar "un Govern fuerte, cohesionado, leal, que haga frente a los retos económicos y sociales", que permita la "máxima estabilidad y seguridad" en Cataluña y que priorizará la búsqueda de apoyos entre los grupos independentistas y los comunes, aunque también escuchará a los agentes económicos y sociales, ayuntamientos, consejos comarcales y entidades municipalistas. Vilagrà ha señalado que Aragonès y su equipo no se plantean contar con consellers de En Comú Podem, pero sí con "personas expertas en su ámbito", algunas con "experiencia en el ámbito público".

Illa tiende la mano a la negociación de los Presupuestos

El primer secretario del PSC en Catalunya, Salvador Illa, ha asegurado que su partido mantiene la "mano tendida" para negociar los Presupuestos de la Generalitat para 2023. Cabe destacar que el líder de ERC, Oriol Junqueras, ha descartado pactar las cuentas catalanas con el PSC y ha abierto la puerta a prorrogar las de 2022 si Junts no las apoya.

Junts pide a ERC que se someta a una cuestión de confianza o convoque elecciones

El secretario general de Junts, Jordi Turull, ha asegurado que la salida de su partido del Govern de la Generalitat es un revulsivo que permitirá reconducir el movimiento independentista: "Las crisis aceleran cambios".

Ha defendido que ante la situación actual sólo se pueden tomar dos decisiones, que son someter al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, a una cuestión de confianza o convocar elecciones: "Cuestión de confianza o elecciones, no hay más. Tú tienes que ser presidente con el apoyo de la cámara en base a los compromisos que has adquirido", ha expresado este sábado.

Colau se ofrece para abrir "una nueva etapa"

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se ha ofrecido este sábado al presidente de la Generalitat para abrir una "nueva etapa en Cataluña" con "mayorías amplias y progresistas" y ha añadido que estos consensos pueden hacer posible sacar adelante presupuestos "en todas las instituciones". Colau, que forma parte de la cúpula de Catalunya En Comú, ha lanzado este guiño a Aragonès con el ánimo "más constructivo y sincero".

El 'procès', "definitivamente cerrado"

Por otra parte, el ex secretario general de JxCat Jordi Sànchez ha afirmado este sábado que "el 'procés', definitivamente, se ha cerrado". En declaraciones a Catalunya Ràdio, Sànchez ha reconocido que, con la decisión "enormemente trascendental" adoptada por JxCat, "se cierra una etapa".

"Ahora podemos decir que el 'procés', definitivamente, se ha cerrado", ha dicho Sànchez, que ha recordado que desde 2012 la política catalana se había caracterizado por la "búsqueda permanente de un acuerdo entre los dos grandes partidos independentistas".