El presidente de Ceuta, Juan José Vivas, ha comparecido este martes para explicar cómo han sido las devoluciones de menores a Marruecos de los últimos días que han provocado las denuncias de ONG, que ha llevado a la Fiscalía a pedir más información y que ha terminado, por ahora, con la suspensión de las devoluciones durante al menos 72 horas por orden de una jueza.

"El ánimo que ha motivado las decisiones es la protección del menor y la emergencia humanitaria que vivimos desde hace meses", y ha asumido como propia esa decisión: "El peso de la gestión recae en la vicepresidencia del Gobierno, pero siempre he estado informado de todos los pasos que se han dado. He asumido y autorizado todas las decisiones que se han realizado en la ciudad".

Ha explicado asimismo que se actuó de manera coordinada con el Ministerio del Interior, aunque, dice, fue Ceuta quien pidió que se activara los recursos pertinentes "para que se aplicara el acuerdo vigente entre España y Marruecos, de 2013", ha dicho en rueda de prensa. Ha recordado que es una "herramienta jurídica en vigor" que nunca se había puesto en marcha.

"Marruecos estaba haciendo petición de sus nacionales porque les consta muchísimas solicitudes por parte de las familias de que quieren que vuelvan los niños con sus familias"

Al igual que el ministro del Interior, que aseguró aseguró este lunes que esos menores habían pedido regresar a Marruecos, Vivas afirma: "Marruecos estaba haciendo petición de sus nacionales porque les consta muchísimas solicitudes por parte de las familias de que quieren que vuelvan los niños con sus familias". aunque chavales con los que ha hablado laSexta lo niegan: "Es evidente que el menor, donde mejor está, es con su familia y con su gente", ha insistido.

Sostiene que los menores que llegaron en mayo "están en una situación de precariedad" y que algunos viven en asentamientos, sin techo, infrahumanos. Otros, los que están acogidos por las administraciones, viven en recursos de carácter provisional, según ha asegurado. "Se está perjudicando al menor porque se le obliga a vivir en precariedad", ha añadido.

Ha recordado que en mayo llegaron a la ciudad alrededor de mil menores, que la capacidad de Ceuta está desbordada y que "no se puede prolongar meses como ocurre y sin solución a la vista", añade. "El objetivo es que sean retornados, en interés del menor, todos los que llegaron a Ceuta en mayo porque ese es el acuerdo", ha insistido.

Ante las críticas, afirma que no son retornos masivos: "No es verdad. Son retornos de 15 menores al día. Porque así lo han acordado los dos gobiernos. 15 es el número que permite un tratamiento individualizado. No tenemos motivos para dudar de que Marruecos no va a cumplir con el acuerdo", y ha añadido: "No tenemos prejuicios para pensar que la tutela de los menores en Marruecos sean peores que en España".

"No tenemos prejuicios para pensar que la tutela de los menores en Marruecos sean peores que en España".

Sobre la decisión judicial de suspender durante tres días las devoluciones, "estamos convencidos de que se ha actuado de forma correcta legalmente. Si leemos el acuerdo, creo que se está actuando de manera correcta y con amparo legal. Acataremos lo que la justicia diga".

La jueza ha solicitado más información y documentación, aunque para Vivas "el marco normativo es el acuerdo entre los dos reinos, que dice que los dos gobiernos se pondrán de acuerdo".