La justicia ha decidido suspender temporalmente las devoluciones de menores a Marruecos y se da un plazo de 72 horas hasta revisarse los procedimientos. Así lo ha trasladado la vicepresidenta del Gobierno de Ceuta después de que esta misma tarde el juzgado escuchara la declaración de los cinco menores que pedían no regresar a su país argumentando que, de hacerlo, se expondrían a una situación de vulnerabilidad.

Precisamente, según fuentes jurídicas consultadas por laSexta, han sido rechazadas las peticiones de estos cinco menores, por lo que no se concederán los 'habeas corpus' al no cumplirse los requisitos necesarios, si bien, en contraposición, la jueza ha abogado por la suspensión temporal de las devoluciones. Previamente, se había paralizado la devolución de nueve menores de Ceuta a Marruecos, después de estimar la medida cautelar requerida por varias ONG, entre ellas la Asociación Coordinadora de Barrios para el Seguimiento de Menores y la Fundación Raíces.

También el Comité de Derechos del Niño de Naciones Unidas, a petición de Save the Children, ha pedido que se paralice la devolución de menores, asegurando que a muchos de ellos, al otro lado de la frontera, les espera un infierno. En el auto, al que ha tenido acceso laSexta, el magistrado consideraba "acreditado que ni se ha incoado expediente administrativo, ni se ha dictado resolución alguna en relación a la repatriación de los menores". "La única decisión posible -continúa el auto-, es ordenar la suspensión de la actuación 'de facto' adoptada por la Administración", de tal manera que los jóvenes aún no deportados seguirán bajo la protección de la Ciudad Autónoma.

De esta manera, el juez argumenta que no se está cumpliendo la legislación de extranjería para la repatriación de menores no acompañados. El texto recuerda que la ley española solo permite la repatriación de menores que se encuentren en situación ilegal -sin el expediente administrativo- "cuando se trate de extranjeros que ya hubieran sido expulsados y contravengan la prohibición de entrada en España, y a aquellos que pretendan entrar ilegalmente en el país".

La decisión cuenta con el informe favorable de la Fiscalía y ahora tanto el Ministerio Público como la Delegación del Gobierno cuentan con tres días para presentar alegaciones. Pero esta situación ya ha abierto un nuevo frente en el Gobierno de coalición. Desde el Ministerio de Derechos Sociales, de Podemos, vuelven a pedir el cese de las repatriaciones tras haber conocido el auto del Juzgado.

De este modo, el Ministerio de Derechos Sociales ha pedido por carta a Interior que cese la operación hasta definir adecuadamente un protocolo que establezca dos condiciones fundamentales: que los niños y niñas que deseen volver con sus familias puedan hacerlo en condiciones de seguridad y que los que no deseen regresar, se queden en España en condiciones de acogida dignas.

Por su parte, el Ministro del Interior ha dicho hoy que han sido ellos, los menores, los que han pedido volver y habla de "retorno asistido"