"No es que no seamos valientes, que no nos atrevamos, es que no queremos ser como ustedes". Son las declaraciones con las que Pablo Casado ha decidido romper lazos con la extrema derecha tras una moción de censura fallida contra el Gobierno de coalición de Pedro Sánchez.

Una intervención muy dura contra Abascal y sus 51 diputados le ha servido al líder del PP para alejarse de la postura de Vox en el Congreso de los Diputados. "En dos años no he contestado a sus provocaciones, pero hasta aquí hemos llegado. No queremos ser el partido de la ira y la revancha", ha añadido al respecto.

Lo ha hecho tras anunciar que su partido votará 'no' en contra de la moción de censura registrada por Vox porque, a su juicio, esto fortalece a los socios del Ejecutivo de coalición y "no va contra Pedro Sánchez, sino contra "el PP, Soros, la Unión Europea, China y las autonomías". En este sentido, el líder de la oposición ha acusado al partido de extrema derecha de querer "suplantar al PP", pero "no echar al Gobierno".

Casado considera que la moción de censura no va contra Sánchez, sino contra la "UE, Soros y las autonomías"

"Usted no da batalla por las ideas, solo tiene la idea de arrastrar a los españoles a la batalla, pero la política real es hacer cosas por la gente. Pensaba que, dada su trayectoria laboral no haría falta, pero le voy a explicar que el PP no alimenta furia ni ruido ni alimenta fracturas. Solo queremos unir a los españoles", ha sentenciado Pablo Casado durante su intervención.

El discurso de Casado descoloca a Abascal

Esta dura comparecencia de Pablo Casado ha sentado mal entre la bancada de Vox. De hecho, Abascal ha reconocido que se ha quedado "sorprendido", aunque ha optado por no devolver el golpe. Desde el estrado se ha dirigido al líder del PP para decirle que "no esperaba" ese tono: "El PP se ha quitado la máscara y ha vuelto el vicesecretario de Comunicación de Mariano Rajoy. Se ha unido a la caricatura de Vox, de Abascal, de 52 diputados y de algunos españoles que todavía le votan".

Asimismo, Santiago Abascal se ha referido a unas declaraciones de Macarena Olona, que acusó de fomentar el "matonismo" a Pablo Iglesias. Al respecto, el líder de Vox ha instado a Pablo Casado a "meterse con el matón si quiere pelea", no con el partido que "le está apoyando". "Sigo perplejo con su equidistancia, ¿de verdad cree que somos los mismos que el Gobierno, que ha pactado con ETA y los comunistas?", se ha preguntado.

Abascal ha ido más allá y le ha recordado al PP que gracias a Vox gobierna en la Comunidad de Madrid, la Región de Murcia y Andalucía. De hecho, ha llegado a decir que si fuera como Casado los 'populares' "dejarían de gobernar mañana mismo" en las regiones mencionadas.

No obstante, desde Vox apunta a laSexta que no van a romper ningún pacto. Creen que Casado "se ha pegado un tiro en el pie", pero aseguran que no romperán.

Abascal lanza un órdago al PP: "Si yo fuera como Casado, mañana dejarían de gobernar en Madrid, Murcia y Andalucía"

Pero el órdago del Gobierno en Madrid, Andalucía y Murcia no ha calado en el presidente del PP, que se ha referido a estas autonomías para asegurar que no gobiernan juntos. "¿Querían apoyar la investidura del PSOE? No estamos gobernando, así que no vamos a ser rehenes de lo que ustedes digan aquí", ha respondido con contundencia desde el estrado.

Casado ha insistido en que "llevan dos años aguantando los insultos de Vox en cinco campañas" y le ha recordado que la moción de censura es un error porque la nación española "no merece una propuesta de Gobierno" como la que se presentó ayer. Y es que, para los 'populares' ni Abascal está preparado para ser presidente ni su partido tiene la experiencia adecuada para gobernar. "¿Usted pretende que nosotros apoyemos ese desvarío estrambótico", se ha preguntado entre la ovación de sus diputados.

También ha aprovechado esta intervención para dirigirse a Pedro Sánchez, señalando que el PP "es la fuerza tranquila de los españoles, de la España sensata y moderada que volverá a representar a este país". A juicio de Casado, los ciudadanos "pasarán página cuando tengan, de nuevo, la oportunidad de elegir".

Para la formación de extrema derecha, el discurso del líder de los 'populares' suena igual que "la orquesta del Titanic" cuando este se hundía: "Se han querido poner en medio de los que pactan con ETA y nosotros". Sí ha finalizado su intervención en la cámara baja con un tono más relajado y tendiéndole de nuevo la mano al PP: "Trataremos de enmendar este error y seguiremos tendiéndoles la mano, a pesar de todo lo que han dicho".