"El símbolo de la pandemia", así ha definido al hospital de campaña de Ifema la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. Un centro que, cuarenta días después de recibir a los primeros pacientes para aliviar la presión de los hospitales madrileños en la crisis del coronavirus, apaga las luces porque "apenas" hay contagios.

En un emotivo acto en el que en el que los sanitarios han despedido uno a uno y entre aplausos a los últimos pacientes que han sido dados de alta este mismo viernes, Ayuso ha agradecido el esfuerzo de la sanidad pública y de la privada "que también ha estado a la altura en estas circunstancias". Así, ha asegurado que Ifema ya es parte de la historia de Madrid "como el 2 de Mayo, El Escorial o la Puerta de Alcalá".

 

La presidenta madrileña, que ha sido recibida a su llegada por los sanitarios al grito de "sanidad pública" y "queremos los test", ha recodado los momentos de dificultad que atravesó el hospital temporal, “momentos en los que se juntaba que no había suficiente material con las cifras desorbitadas de contagiados y los primeros muertos".

"Símbolo de vida"

Durante el mes y medio que ha permanecido abierto, el hospital de campaña ha atendido a más de 3.800 pacientes gracias al trabajo de más de 1.000 sanitarios. "Ifema es un símbolo de vida, es un ejemplo de todo lo que los españoles somos capaces de hacer cuando trabajamos juntos y cuando nos marcamos un objetivo común", ha reiterado Ayuso.

En el acto también han participado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, que, en la misma línea, ha destacado que el hospital "proeza" que ha sido Ifema durante 40 días se ha convertido en "un símbolo de esperanza, de una sociedad que lucha por su futuro y de la no rendición ante la pandemia".

El hospital de Ifema podrá reabrir en 24 horas si es necesario

El director del centro este tiempo, Antonio Zapatero, también ha estado presente en la clausura y en declaraciones en Al Rojo Vivo ha agradecido el trabajo del Ejército "que ha sido básico para que Ifema haya sido la realidad que ha sido" y ha confirmado que en caso de ser necesario su reapertura, estaría listo en 24 horas, algo que facilita el haber "dejado todos los procedimientos por escrito".

Ahora, Ifema "tiene que seguir su vida" y la sanidad madrileña "seguirá modernizándose", ha asegurado Ayuso que ha agradecido el esfuerzo de todos los trabajadores, voluntarios y personal de limpieza, todos ellos "héroes anónimos que han dado lo mejor de sí mismos".