Las protestas originadas en la ciudad de Seattle durante la noche del sábado se han saldado con 45 detenciones y 21 policías heridos, tras los disturbios ocasionados en el marco de las manifestaciones contra la brutalidad policial y el racismo en Estados Unidos.

"La Policía ha realizado 45 detenciones en relación con los disturbios de hoy en el distrito este. 21 policías sufrieron heridas después de ser golpeados con ladrillos, piedras y otros explosivos", ha explicado la Policía de Seattle a través de su cuenta de Twitter.

 

El cuerpo policial ha detallado que la mayoría de los agentes pudieron volver a sus puestos. "Uno de ellos ha sido tratado en el hospital por una lesión en la rodilla", ha añadido. Alrededor de 2.000 personas se han reunido en el centro de la ciudad, cerca del barrio del Capitolio, donde se han ido desarrollando las protestas tras la muerte de George Floyd a manos de la Policía.

Los agentes han informado de que algunos manifestantes han roto ventanas de coches y de diferentes negocios. Además, están investigando posibles daños causados por un explosivo, según informaciones del diario 'The Hill'.

La muerte de George Floyd tras pasarse casi nueve minutos con su cuello aprisionado por la rodilla del agente de Policía Derek Chauvin desató protestas y disturbios en las principales ciudades de Estados Unidos, en un movimiento que ha ido creciendo y se ha expandido en todo el mundo en contra del racismo.