Al menos cuatro personas han muerto, tres víctimas y uno de los atacantes, y una quincena han resultado heridas (siete de ellas graves) en una serie de atentados terroristas con armas de fuego cometidos en seis puntos del centro de Viena. Así lo han confirmado los servicios sanitarios de la capital y la Policía.

En los ataques -con ametralladoras- ha participado "al menos un terrorista islamista", según el ministro de Interior de Austria, Karl Nehammer en rueda de prensa en la capital austríaca. "El segundo agresor sigue a la fuga", ha añadido el titular, que por primera vez ha utilizado la palabra "islamista" en relación con este atentado

La policía continúa su investigación y la búsqueda del terrorista fugado, partiendo de la base de que fueron dos hombres los implicados aunque sin descartar que pudieron haber participado más personas en el crimen. "No podemos excluir que haya más agresores, por eso siguen las investigaciones en torno al atacante. En este momento creemos que hubo más de un agresor", ha declarado el presidente de la Policía de Viena Gerhard Pürstl en la misma rueda de prensa.

El alcalde de la ciudad ha revelado que el sospechoso abatido estaba "muy bien preparado": llevaba un fusil de asalto semiautomático, la pistola y un machete, pero el cinturón de explosivos que tenía era falso.

El atentado, el primero que sufre Viena en 35 años, comenzó alrededor de las 20.00 horas de este lunes, cuando la Policía informaba a través de Twitter que se habían registrado varios disparos en el área de Seitenstettengasse, pero actualmente hay seis zonas en las que se han producido disparos.

Medios locales han recogido que el tiroteo se había iniciado de una sinagoga, que en ese momento permanecía cerrada. El presidente de la comunidad israelí en Viena, Oskar Deutsch, ha dicho que no puede confirmar si la sinagoga ha sido objetivo del ataque, antes de destacar que el templo "llevaba cerrado varias horas" y que no había gente dentro. Este templo fue ya objetivo de un atentado en 1981 que dejó dos muertos.

La sinagoga se encuentra ubicada en una de las zonas de ocio nocturno más populares de Viena, y muchas personas aprovechaban allí las últimas horas abiertas de los bares antes de que se iniciase el toque de queda y el cierre decretado durante un mes debido a la pandemia por coronavirus.

La Policía ha acordonado rápidamente el centro de la ciudad y ha pedido a los ciudadanos que se mantengan "alejados de todos los espacios públicos o el transporte público". También, han solicitado que "no compartan vídeos o fotografías", pidiendo que, en su lugar, los ciudadanos los hagan llegar a una web que han habilitado.

No obstante, en las redes sociales se pueden encontrar diferentes vídeos que documentan lo ocurrido esta noche. Hombres armados recorriendo las calles, sonidos de disparos e incluso vídeos en los que se recoge el momento en el que los terroristas disparan a civiles.

 

 

 

 

Unos mil agentes, entre ellos de unidades especiales, además de equipos especiales del ejército, participaron en una gran operación que continúa para capturar al atacante huido, mientras prosiguen las investigaciones en el entorno del agresor, explicó Pürstl.

El ejército ha desplazado 75 soldados especiales para proteger edificios, mientras que Alemania y Hungría han anunciado el envío de fuerzas especiales. Pürstl precisó que el piso en el que vivía el terrorista fallecido fue abierto con explosivos por los agentes y que la población ha enviado a la policía unos 20.000 vídeos con imágenes de lo que sucedía en la ciudad. "Un 20 por ciento de ese material ha sido analizado por un equipo especial de 35 agentes", aseguró. "El terror y la violencia no pueden tener lugar. Con ataques de este tipo no nos van a quitar nuestros derechos y libertades", sentenció Nehammer.

Sánchez: "Europa permanecerá firme ante el terrorismo"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha querido mostrar sus condolencias a través de un mensaje en Twitter en el que ha querido destacar que "el odio no doblegará nuestras sociedades" y que "Europa permanecerá firme ante el terrorismo". También Pablo Casado ha mostrado su "rotunda condena" al atentado y ha asegurado que "el fanatismo y los enemigos de la libertad" no tienen cabida en la sociedad.

 

También el canciller federal, Sebastian Kurz, se ha pronunciado sobre lo sucedido, catalogándolo como "despreciables atentados terroristas". "Me alegra que nuestros policías ya hayan eliminado a uno de los autores. Nunca nos dejaremos intimidar por el terrorismo y lucharemos contra esos ataques con todos los medios", ha señalado el político conservador.

Amplio despliegue de seguridad y sanitario

Los servicios sanitarios han establecido un punto de emergencia en el centro de la ciudad para atender a los heridos según su gravedad. Por otro lado, el Gobierno ha desplegado un enorme dispositivo de seguridad en el centro de la ciudad, con grupos especiales de la Policía y comandos antiterroristas, y ha activado incluso las fuerzas especiales del Ejército, los Jagdkommando, que han asumido la vigilancia de edificios públicos de Viena para liberar a los agentes de policía allí destinados.

Unidades de esas fuerzas especiales están también a disposición de la Policía de Viena en caso de ser requeridas en la lucha antiterrorista, indicó la Cancillería. "El gobierno federal ha activado las unidades necesarias de las Fuerzas Armadas de Austria con efecto inmediato", indicó la Cancillería.