Donald Trump se encontraba jugando al golf en su club de Sterling, Virginia, cuando ha recibido la noticia de su derrota en las elecciones de Estados Unidos frente a Joe Biden.

Sin embargo, minutos antes de empezar a jugar, Trump ha tuiteado que ha ganado las elecciones "por mucho", algo que no es cierto, ya que va a perderlas por cinco o seis millones de votos, tal y como ha indicado el periodista Emilio Doménech en laSexta.

El mandatario ha asegurado este sábado a través de un comunicado que "la elección está lejos de haber finalizado" y ha criticado que el candidato demócrata, Joe Biden, se haya "apresurado" a reclamar "falsamente" la victoria en las elecciones presidenciales de 2020 en EEUU.

"Todos sabemos por qué Joe Biden se ha apresurado falsamente a proclamarse ganador, y por qué sus aliados están tratando con tanta insistencia de ayudarle: no quieren que se exponga la verdad. El hecho básico es que esta elección está lejos de haber finalizado", ha indicado Trump.

Asimismo, Trump ha manifestado que Biden "no ha sido certificado como ganador de ningún estado, y aún menos en los estados en reñida disputa que se encaminan a recuentos obligatorios, o en los que nuestra campaña ha presentado demandas legales sobre la validez y legalidad que podría determinar el vencedor final".

"A partir del lunes, nuestra campaña empezará a defender nuestro caso en los tribunales para asegurar que las leyes electorales son completamente cumplidas y el ganador apropiado es proclamado", ha expresado.

El candidato demócrata Joe Biden se ha convertido en el presidente electo de Estados Unidos después de haber conquistado el estado clave de Pensilvania, según indicaron 'CNN', 'CBS' y 'NBC'. Biden, el candidato presidencial que más votos ha ganado en la historia de EEUU, superó la cifra mágica de 270 compromisarios que necesitaba en el Colegio Electoral tras confirmarse que ganará en Pensilvania.

Su compañera de fórmula, Kamala Harris, ha hecho también historia al convertirse en la primera mujer elegida como vicepresidenta de EEUU, además de la primera mujer de raza negra que llegará a ese cargo, cuando ambos asuman la Casa Blanca el 20 de enero.

El resultado ha llegado después de casi cuatro días de agónica espera en Estados Unidos, mientras los estados contaban el récord de papeletas enviadas por correo en las elecciones con más participación de la historia del país.