La policía argentina ha detenido a Rafael Cano Carmona, cuñado del dueño del coche desde el que se realizaron los disparos que hirieron de gravedad al diputado de la Unión Cívica Radical (UCR) Héctor Olivares y su acompañante, el funcionario Miguel Yadón, quien falleció por las heridas sufridas, informaron a Efe fuentes oficiales.

La detención se produjo después de que encontraran en el vehículo un permiso oficial que el dueño del coche emite para que pueda ser conducido por terceros a nombre de Cano Carmona, quien resultó ser el cuñado de Juan Jesús Fernández, propietario del vehículo.

Por el momento los autores de los disparos continúan en paradero desconocido, aunque parece que están identificados por las fuerzas de seguridad, en tanto que el automóvil fue localizado en un garaje próximo al Congreso.

Según afirmaron fuentes gubernamentales, Yadón era el objetivo del ataque, ya que los asaltantes no remataron al diputado, según se observa en las imágenes de las cámaras de seguridad.

Los hechos se produjeron a primera hora de la mañana, cuando el diputado y su acompañante paseaban a escasos metros del Congreso de la Nación, en pleno centro de la capital argentina. Dos personas que esperaban en un auto dispararon a Olivares y a Yadón, un funcionario amigo suyo que ejercía como coordinador de Obras en el Fondo Fiduciario del Transporte Eléctrico Federal.

Las imágenes de las cámaras de seguridad cercanas al suceso, y difundidas por el Gobierno argentino, muestran el ataque, tras el que los dos agresores se fugaron, uno a pie y otro en el mismo vehículo desde el que dispararon.

El diputado, casado y con dos hijos y natural de la provincia de La Rioja (oeste), fue intervenido en un hospital cercano y se encuentra en estado crítico.