Pablo Isla dejará la presidencia de Inditex en manos de Marta Ortega, hija del fundador del grupo, Amancio Ortega, con una red de más de 6.600 tiendas en el mundo, unos beneficios y ventas récord y una revalorización bursátil de casi el 900% durante su etapa al frente de la compañía.

En 2020, Isla fue elegido por 'Forbes' como el mejor consejero delegado de la década por su labor al frente del gigante gallego, tras multiplicar el valor de la empresa por siete, exportarla a los cinco continentes, adaptarla a las nuevas tecnologías por Internet y establecer la sostenibilidad como principal eje de referencia de su actividad.

Dos años antes, en 2018, el ejecutivo repitió por segundo año consecutivo como mejor director ejecutivo del mundo según la prestigiosa revista de negocios Harvard Business Review. Isla, presidente ejecutivo desde 2019, desempeñó previamente el cargo de consejero delegado del grupo desde 2005, y de presidente y consejero delegado desde 2011.

Última etapa de un relevo generacional

Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid (1987) y Abogado del Estado, con el número uno de su promoción (1988). Entre 1992 y 1996, fue director de los Servicios Jurídicos del Banco Popular. Posteriormente fue nombrado director general del Patrimonio del Estado en el Ministerio de Economía y Hacienda. Desde julio de 2000 hasta 2005, fue presidente del grupo Altadis. Actualmente es consejero independiente de Nestlé. Igualmente, es miembro del Consejo Asesor del Massachusetts Institute of Technology (MIT) y del Consejo Asesor de la Escuela de Gestión y Economía (SEM) de la Universidad Tsinghua.

Desde la empresa hablan de una "transición tranquila" y de la culminación de un relevo generacional, que se prolongará hasta que Isla deje la presidencia el próximo 31 de marzo para que un día después, el 1 de abril, tome las riendas Marta Ortega.

"Quiero agradecer al consejo, y muy especialmente a Amancio Ortega, el apoyo y la confianza depositada en mí durante todos estos años. Ahora creemos que es el momento de abordar esta nueva etapa, con Marta Ortega como presidenta y Oscar García Maceiras como consejero delegado, cuya designación ya se anticipaba desde su incorporación a la empresa por su capacidad y cualidades. Hacer realidad esta transición es la culminación de mi compromiso con Inditex y con Amancio Ortega", ha afirmado Isla, quien ha dado también las gracias "a todas y cada una de las personas que forman parte de Inditex por su trabajo y dedicación".

Un beneficio neto de 1.272 millones

Inditex registró un beneficio neto de 1.272 millones de euros durante el primer semestre de su ejercicio fiscal 2021-2022 (entre el 1 de febrero y el 31 de julio), frente a unas pérdidas de 195 millones en 2020. Las ventas del grupo en el primer semestre ascendieron a 11.936 millones de euros, un 49% más respecto al mismo periodo de 2020, y un 53% a tipo de cambio constante.

Estas cifras suponen que las ventas, el beneficio y la generación de caja del segundo trimestre -entre mayo y julio- son las más altas de la compañía en este periodo, alcanzando máximo histórico.

Al cierre del semestre, el grupo contaba con 6.654 tiendas, tras la apertura de 92 nuevas tiendas en 27 mercados de todo el mundo.