Novak Djokovic sigue saboreando su triunfo de Roland Garros. El reciente campeón no olvidará la conquista de su segundo Grand Slam en la tierra batida de París, donde venció en la final a Stefanos Tsitsipas. Antes de vencer al griego tuvo que hacer lo propio en semifinales contra Rafa Nadal, en un partido que quedará para la historia.

El serbio no se olvida de aquel memorable encuentro, en el que se vivieron más de cuatro horas de puro tenis entre dos auténticas leyendas. El encuentro se decantó por 3-1 a favor del balcánico, que evitó que Nadal volviera a llegar a otra final de Roland Garros. El balear sufrió su tercera derrota en 108 partidos en la tierra. Tierra que vio a un estelar Djokovic, que ahora revela que se confió tras ganar al rey de reyes en la arcilla antes de medirse a Tsistipas en la final.

"Ganar contra Rafa en semifinales prácticamente en su pista, en un lugar donde ha dominado durante toda su carrera, fue increíble. Las sensaciones que tenía tras el partido era como 'Vale, ya he terminado el torneo'. Pero no era así, tenía que recuperarme para volver a jugar en 40 horas y volver a la pista para medirme con Tsitsipas" , afirma 'Nole' en declaraciones al 'Mallorca Championships', torneo de hierba en el que compite en el cuadro de dobles junto al español Carlos Gómez Herrera.

Tras levantar su segunda 'Copa de Mosqueteros', el número uno del mundo ya se prepara en Mallorca para su siguiente desafío: Wimbledon. Tras la ausencia de Nadal y el bajo estado de forma de Federer 'Nole' es consciente que llega como máximo favorito para revalidar el 'major' de hierba.

"Ahora vuelvo a Wimbledon otra vez. Afortunadamente creo que tengo en mis manos la oportunidad de ganar el título de nuevo. Gané el título en 2018 y 2019, en 2020 no se jugó y espero seguir con esa racha. Me siento muy bien en hierba y creo que he mejorado mucho con mi juego en hierba. Cada Grand Slam es como un Everest que hay que subir para cada tenista", sostiene el de Belgrado.