Fernando Alonso está totalmente volcado en su nuevo reto. "Contento de seguir buscando sus propios límites", preparando su primer Dakar en el desierto de Namibia.

"Siguiendo la evolución y el progreso que puede tener esta disciplina. Muy contento de estar aquí", aseguraba Alonso. De momento, ya ha podido conquistar la duna más alta de la tierra. 380 metros de altura de acceso casi imposible.

Aún queda mucho trabajo por hacer. Ya lo insinúa Alonso con la foto de una gasolinera en su cuenta de Instagram, repostando para llegar a punto a su primera competición en tierra: la Harrismith 400, que correrá en septiembre en Sudáfrica.

 

Te puede interesar:

Fernando Alonso consigue escalar la duna más alta del mundo en su preparación para el Dakar

Así prepara Fernando Alonso el Dakar, el mayor reto de su carrera

Fernando Alonso prepara el Dakar: las grandes diferencias del Toyota Hilux con un Fórmula 1