Carlos Sainz demostró una gran entereza psicológica en la jornada de clasificación tras recuperarse rápidamente de un fuerte accidente en los Libres 3 para lograr una gran sexta posición de salida.

El piloto de Ferrari esperaba poder hacer una carrera en la que luchar por ganar un par de posiciones pero se ha encontrado con una situación muy distinta, y es que el monoplaza de Sainz tenía muy poco ritmo en comparación con los entrenamientos y con la clasificación.

"Ha sido una carrera muy rara. Desde la segunda o tercera vuelta no tenía ritmo, deslizaba más que en los entrenamientos libres, que en la clasificación, no iba como el resto del fin de semana", ha comenzado explicando Sainz para 'Dazn'.

El madrileño esperaba poder atacar a su compañero de equipo e incluso a Gasly, sin embargo al final ha visto como Alonso se acercaba hasta arrebatarle la posición.

"Poco a poco me he ido hacia atrás, he ido desgastando neumático para ir al ritmo de los de delante y al final he pagado las dos cosas, ritmo malo y mucho desgaste. Ha pasado de ser una carrera al ataque a Pierre y a Charles a ir toda la carrera mirando los espejos retrovisores", ha asegurado Sainz.

El español ha finalizado séptimo y pese a que no ha sido un gran día para el piloto sí lo ha sido para Ferrari que ha logrado adelantar a McLaren en el mundial de constructores al terminar la carrera con sus dos monoplazas por delante de los de Woking.

Te puede interesar

El mensaje de Esteban Ocon por radio sobre la velocidad de Fernando Alonso que no salió como él quería

Fernando Alonso responde al mensaje de Esteban Ocon: "Podía ir más rápido... pero no quería"

Fernando Alonso contra Carlos Sainz: así fue la pelea de españoles en el GP de Países Bajos