Max Verstappen, piloto de Red Bull, ha hablado sobre la gran polémica que asola a la Fórmula 1 esta semana. Son las palabras de Nelson Piquet, cuando usó el término 'negrito' para referirse a Lewis Hamilton en una entrevista.

El neerlandés, en palabras que recoge el portal 'Race Fans', ha reconocido que la expresión usada por Piquet no fue correcta, pero niega que el expiloto sea una persona racista.

"Todos están contra el racismo. La expresión que usó no fue correcta, aunque hay tipos diferentes de cultura y cosas que se dijeron seguramente cuando eran pequeños y más jóvenes", relata.

Y prosigue: "Que esto sirva de lección para el futuro. Esa palabra es ofensiva, más a día de hoy".

"Estoy de acuerdo, no se pueden usar esas palabras. Le conozco personalmente. Ahora lo tachan de racista, pero no creo que lo sea", argumenta Verstappen.

El piloto de Red Bull insiste: "Se puede interpretar de dos maneras. Por supuesto, la gente se queda con el lado malo y todo se exagera".

Lo que Verstappen tiene claro es que no está de acuerdo con la F1 de vetar del paddock a Piquet: "Creo que es mejor hablar en vez de prohibir. Así no ayudas a la situación. No creo que se le deba hacer eso, y menos aún a un triple campeón del mundo".

El caso llega además justo cuando Red Bull expulsó a Juri Vips por usar lenguaje racista en una retransmisión de stream: "Siento que la gente merece una segunda oportunidad. Probablemente ni se piena que se puede herir. Juri es muy agradable, y sabe que lo hizo mal. No fue correcto lo que dijo, pero merece otra oportunidad".