Este fin de semana llegaban malas noticias a la disciplina del Watford inglés. El entrenador del conjunto de la Premier League, Nigel Pearson, anunció que el club había puesto en cuarentena a dos jugadores por posible contagio de coronavirus.

"Tenemos a un par de personas más en aislamiento porque han estado en contacto con algún positivo, y eso que ellos mismos han dado negativo en las pruebas. Uno por haber dado positivo y otros dos por haber estado en contacto con alguien que lo ha dado", explicó el técnico.

Tras hacerse oficial ambos casos, que ponen en peligro la reanudación de la Liga inglesa, Christian Kabasele, futbolista del Watford, publicó un tuit en el que ironizaba sobre la "táctica" de su equipo para eludir el descenso.

"Permítanme explicar nuestra táctica: estamos haciendo una inyección de COVID-19 una vez por semana. Atraemos al jugador o miembro del personal que lo entiende así, estamos seguros de que nunca volveremos a jugar y evitamos el descenso", reflejó el defensor en el mensaje.

 

Con la vuelta de la Premier en el aire debido al repunte de casos en Inglaterra, a la broma de Kabasele le ha sobrado de todo menos gracia.