Pensar en 'red' es hacerlo en Steven Gerrard. Desde que debutase con el Liverpool en noviembre de 1998, hace 22 años, el mítico '8' se hizo con el brazalete de los de Anfield a la temprana edad de 23 años, alzando él mismo la Champions League al cielo de Estambul en la final más memorable de la historia de la competición.

Tras dejar el Liverpool el año que acarició su ansiada Premier League, Gerrard recaló en la MLS para retirarse en Los Ángeles Galaxy.

Una vez que colgó las botas, Gerrard comenzó su andadura como entrenador en las categorías inferiores del Liverpool, hasta que el Rangers escocés depositó toda su confianza en él para que se hiciese cargo del primer equipo.

Ahora, Steven ha alzado la vista atrás y ha analizado la situación del club de su vida y de su actual entrenador, Jürgen Klopp.

"He crecido viendo al Liverpool ganando ligas. Lamentablemente, no pude hacerlo yo mismo. Ahora soy un fan y siempre lo seré hasta que vaya a la tumba. Cuando lo consigan y levanten el título, seré 100% feliz. Seré el hombre más feliz del planeta", explicó Gerrard en 'The Athletic'.

El técnico del Rangers no dudó en elogiar a su homónimo: "Klopp es el mejor entrenador del mundo. Ya sé que hay muchos que son exitosos. Guardiola y Ancelotti son excepcionales, el Everton tiene mucha suerte de tenerlo. Podría nombrar muchos más".

"Hay que tener en consideración que cuando Jürgen llegó al Liverpool no eran ni de cerca el mejor equipo del país, ni siquiera entre los cuatro primeros. Alguien como Klopp debe tener su reconocimiento ahora, parece que en el fútbol siempre esperamos a que la gente sea demasiado mayor antes de que sus logros sean reconocidos. Pero con este Liverpool no pasará. Cuando Klopp gane la Premier, deberían empezar a construir una estatua suya", añadió el '8'.

Además, Gerrard ha querido alabar el trabajo de la directiva en estos últimos años: "Le han dado al entrenador el soporte necesario y han llevado al club al siguiente nivel comercialmente hablando. Viéndolo desde fuera, el Liverpool es una máquina dentro y fuera del campo. Envidio a estos jugadores. Ojalá tuviera 30 años y no 40 para formar parte de esto".

Por último, Steven no se mojó acerca de quién piensa que merece ser el ganador del trofeo al mejor futbolista de la temporada en la Premier League: "De Bruyne ha estado soberbio esta temporada. Igual que Van Dijk, Alexander-Arnold, Mané o Henderson. Cualquiera se lo merece. ¿Me gustaría que lo ganara Henderson? Sí".